::.Síganos también  en--.>
    COMUNICACIONES
El investigador y profesor universitario Miguel Efrén Garcés Prettel, licenciado en Informática y Medios Audiovisuales y magíster en Comunicación de la Universidad del Norte, sorprendió con la primera frase de su exposición a los más de 75 comunicadores sociales provenientes de Cartagena y Barranquilla que acudieron el pasado sábado 23 de agosto al Curso de Actualización al que fueron invitados por la Universidad Tecnológica de Bolívar.

El académico, quien a pesar de su juventud es autor de varias investigaciones publicadas en diversas revistas latinoamericanas, una vez fue presentado al auditorio manifestó: "señores periodistas, así como ustedes suelen investigar la vida de otras personas, sepan que nosotros hemos investigado las de ustedes", y de manera inmediata, de sopetón, les dijo que, de acuerdo con los resultados de una indagación adelantada con fines estrictamente académicos, "de quienes ejercen el periodismo en Cartagena, el 65.7 % cobra por mostrar una noticia o una historia; el 61 % recibe dinero de instituciones, políticos y gobernantes a cambio de autocensurarse o callar la verdad y el 60.8 % cambia su posición editorial o su criterio frente a los hechos que lastiman a la ciudad a cambio de pautas publicitarias o dinero en efectivo de manos de gobernantes, políticos y empresarios".

A esas alturas, como habría de contar a este reportero uno de los asistentes, quien pidió encarecidamente no mencionar su nombre, ya se escuchaba un creciente murmullo entre los asistentes, el cual se mezclaba, cada vez más, con el nombre de algún conocido periodista y, cuando el expositor  señaló que "el 47 % de quienes ejercen el oficio actualmente en Cartagena amenazan con calumniar o falsear información cuando la víctima no acepta pagar", uno de los más veteranos comunicadores presentes se sorprendió a sí mismo soltando una palabrota que más tarde él mismo nos pediría no citar.

Entre muchos otros comunicadores, asistieron al seminario Jairo Baena Vargas, Ernesto Matos Lidueñas, Ada Echenique Soto, Carlos Mouthón Lorduy, Mercedes Susana Romero, Cledys José Romero, Mara Martínez, José David Ramos, Mabel Silvera, Sorelly Torres, Carmen Sánchez, Edilberto Puente, Luis Emilio Rada y Rafael Puello Montero.

"Te juro", confesaría este último, un veterano periodista con vasta experiencia en radio y televisión, "que mientras el conferencista daba a conocer las vergonzosas cifras de la manera cómo se ejerce el periodismo en Cartagena, sentí pena ajena y llegué a temer que a la salida del salón Jorge Taua, una vez concluido el seminario, unos agentes del CTI estuvieran esperando para capturar a más de uno, como a cualquier vulgar delincuente."

Para el director del colectivo 'ClicGroup', además de las reveladoras cifras develadas por el docente, le llamó la atención que, durante la exposición, "prácticamente nadie intentó contradecir lo que se estaba denunciando" y, por el contrario, "algunos hasta se atrevieron a justificar lo que se viene dando, diciendo que las condiciones en que está la ciudad los obliga a tener esas cuestionables actuaciones". "Es como que si a un atracador se le deba reconocer su acción porque el Estado no le brinda la oportunidad de hacer otra cosa; qué tal", comentó Puello.

"La misma situación seguramente se vive en todo el país", señaló el comunicador, "pero ello tampoco se justifica bajo ninguna circunstancia. Tenemos que reconocer -lamentablemente - que es verdad que muchos colegas actúan disfrazados como profesionales del periodismo, pero también que, gracias a Dios, hay una importante reserva de profesionales respetuosos del oficio. Ojalá que, ahora que muchos se han pellizcado, las facultades de comunicación contribuyan a mejorar la situación, entre otras formas estableciendo un Observatorio de Medios, que le hagan seguimiento al ejercicio perdiodístico".

"No estoy de acuerdo con ese ese estudio": Jairo Baena

Jairo Baena Vargas, director de Radio Noticias Cartagena y corresponsal de varios telenoticieros regionales, se mostró en desacuerdo con las cifras reveladas por el profesor Garcés. "No puedo estar de acuerdo con un estudio que evidentemente no se ajusta a la realidad", manifestó el también veterano comunicador, quien lideró, durante varios lustros, la Asociación de Periodistas de Bolívar. "No voy a desconocer que en nuestro gremio existen personas que practican el antiperiodismo; soy consciente de eso; no voy a tapar el sol con las manos, pero tiene que quedar claro que no somos todos", expresó.

Para Baena, el estudio presentado en la UTB "debe ser objeto de un serio análisis, pero dentro del gremio y no por fuera en la opinión pública". Sin embargo, reconoció que "muchos han perdido el norte; y a ellos les cabe una responsabilidad, pero también a los gobernantes, funcionarios y dirigentes políticos que son los que pagan para que se les escondan sus malas acciones". 

Según el conocido periodista, lo que también cabe preguntarse es qué tan responsables son las universidades, muchas de las cuales "fabrican comunicadores en serie pero no en serio".

Un problema al que hay que prestar atención

Además de Puello y Baena, otros asistentes al 'Curso de Actualización' organizado por la Universidad Técnológica de Bolívar también dialogaron con este portal, pero, alegando "no querer tener problemas con sus colegas", solicitaron mantener sus nombres en reserva.

Para uno de ellos, recién egresado de una universidad privada, "desde un principio me di cuenta que algunos (periodistas) radiales se las pasan hablando mal de unos funcionarios, pero extrañamente no de todos. Con unos compañeros me di a la tarea de averigüar y, oh sorpresa, era que los funcionarios de quien hablaban bien les tenían pautas (publicitarias)". "Vaya y averigüe en Corvivienda, por ejemplo, para que vea qué lo que le estoy diciendo".

Para otro, el problema es más grave de lo que se ha venido comentando, ya que, según él, "gran parte de la descomposición social, el descuadernamiento que vive la ciudad, la antipolítica que practica la mayoría de nuestros políticos e incluso el desgobierno que padecemos en Cartagena, se debe a que muchos de quienes deben ser la guía de nuestra comunidad, desde la prensa, la radio y la televisión, han desviado su camino y más que guíar lo que hacen es confundir".

Para otro más, "hay que reconocer que gran parte de la responsabilidad de lo que viene dándose en Cartagena, y seguramente también en muchas otras partes, recae en algunos gerentes de emisora, que con tal de alquilar espacios han permitido que numerosas personas, que han fracasado en sus profesiones, se gradúen ahora dizque de periodistas".

Y uno más habría de decirnos que creía recordar que ElMetro.Com, desde sus inicios como portal, ha tocado el tema en reiteradas ocasiones. Se refería la fuente a la serie de notas que, bajo el título 'Verdad y objetividad, ¿meras mercancías?' (<<< hacer click), este medio ha publicado, varias de las cuales han sido objeto de foros, seminarios y conversatorios en varias universidades.

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************

Haga click aquí >>>


     Este espacio está reservado
     para su publicidad.
     Llámenos al 3186062855
     o escríbanos a
     juancardila@gmail.com


Durante evento académico en la Universidad Tecnológica de Bolívar
Revelan que numerosos periodistas locales "cobran por informar"


Cortesía
De acuerdo con un estudio liderado por el aca
démico Miguel Garcés, revelado en el salón Jor
ge Taua de la UTB ante un numeroso grupo
de comunicadores, en Cartagena el 47 % de
los periodistas en ejercicio amenazan con ca-
lumniar o falsear la información si no les pagan.