::.Síganos también  en--.>
Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

A mediados de 2008, la revista Viceversa (ver foto a la derecha), en una extensa nota titulada 'La Oposición Denuncia', informó que "algunos de los concejales miembros de las bancadas del partido Conservador y Cambio Radical viajaron hasta la capital de la República para presentar ante el Procurador General de la Nación... una sumatoria de denuncias en contra... de la actual alcaldesa de Cartagena, Judith Pinedo Flórez".

En la nota, Viceversa publicó declaraciones de "quienes han sido considerados como la más férrea oposición de la mandataria y de su equipo de gobierno: Jorge Lequerica Araujo, William García Tirado y Antonio Quinto Guerra Varela", quienes "contaron, en detalle, aspectos de la reunión sostenida con un grupo élite de procuradores delegados", a los cuales les entregaron pruebas de una serie de presuntas irregularidades cometidas por Pinedo Flórez y varios de sus más cercanos funcionarios, entre ellas "el favorecimiento tarifario a un concesionario de las basuras, las prescripciones masivas que beneficiaron a aportantes de la campaña de la alcaldesa y la exoneración de impuestos a la concesión del aeropuerto Rafael Núñez".

De acuerdo con lo dicho por Guerra Varela a la revista "también denunciamos la celebración indebida de contratos, en especial uno suscrito con la firma Valkater Ltda., que no reunía la experiencia necesaria y además se demostró que tenía vínculos con familiares de la directora de Talento Humano de la Alcaldía, que fueron quienes certificaron la experiencia de Valkater. Denunciamos también las irregularidades en el nombramiento de algunos secretarios de despacho, haciendo mayor énfasis en el de la gerente de Corvivienda Marina Mosquera, quien fue nombrada sin tener la profesión que los estatutos exigen y sin siquiera tener una especialización".

Varela dijo también que, en su viaje a Bogotá, le recordaron al Procurador Delegado para Asuntos Territoriales la existencia de unos procesos "por las presuntas irregulares cometidas en un contrato con la Fundación Salvi, el caso de la norteamericana que fue contratada sin permiso de las autoridades para laborar en el país, y el escándalo de la ex jefe de Protocolo, entre otras", para que agilizara lo pertinente. 

En general, según habría de señalar Guerra, en el viaje realizado "llevamos unos quince procesos, pero tenemos conocimiento de que en la Procuraduría existen más de 79 procesos en total; a esas denuncias se tendrá que sumar la que presentaremos en el Concejo, relacionada con la venta que hizo la Administración Distrital de una zona de playa al hotel Dann, por la cual la misma Capitanía de Puerto denunció ante la Procuraduría a la alcaldesa de Cartagena".

Ante la pregunta: "¿esas denuncias pueden conducir a la suspensión del cargo?", Varela respondió que sí; "pueden conducir porque estamos frente a eventuales faltas gravísimas".

Cuatro años después, como resultado de las quejas y denuncias de los concejales de la oposición liderada por García, Lequerica y Varela, a la exgerente de Corvivienda, Marina Mosquera, se le dictó medida de aseguramiento y está a punto de ser condenada por un Juez de la República, e igual suerte están a punto de correr cuatro exfuncionarios más, entre ellos la propia exalcaldesa Judith Pinedo.

De igual forma, la exmandataria ha sido sancionada en dos oportunidades por la Procuraduría con inhabilidad para contratar con el Estado, por dos de los varios casos investigados, y podría ser condenada a pena privativa de la libertad por "la venta que hizo la Administración Distrital de una zona de playa al hotel Dann, por la cual la misma Capitanía de Puerto denunció ante la Procuraduría a la alcaldesa de Cartagena", como le dijera a Viceversa uno de los tres quejosos, el concejal Antonio Quinto Guerra.

Perdón y olvido

El hecho de que a los distintos candidatos a la Alcaldía de Cartagena los estén apoyando los más disímiles sectores políticos y empresariales han propiciado que hoy estén en un mismo bando dirigentes que, poco antes de convocarse a elecciones, eran francos contradictores.

Es el caso, en la campaña de María del Socorro Bustamente, del concejal de Cambio Radical Antonio Salim Guerra y la senadora Daira Galvis Méndez, quienes estuvieron varios años distanciados por razones que ninguno de los dos ha querido revelar, pero que, en todo caso, se evidenció al comienzo de la campaña, cuando Guerra estuvo entre los concejales que respaldaban decididamente la candidatura de Dionisio Vélez Trujillo, al lado de Vicente Blel Scaff, William Pérez Montes, Rafael Meza Pérez y Andrés Betancourt González.

Y es el caso de la campaña de Miguel Navas Meisel, a quien apoya un numeroso grupo de exfuncionarios del gobierno del fallecido alcalde Campo Elías Terán, varios de los cuales tuvieron fuertes enfrentamientos durante el ejercicio de sus cargos, pero hoy han hecho las paces con el fin de remar juntos y sin pausa, todos hacia el mismo lado, durante lo que resta de la campaña.

Pero, para varios analistas que no salen de su asombro, el caso más singular es el de la exalcaldesa Judith Pinedo, quien no sólo viene realizando una intensa campaña a favor de Dionisio Vélez (según fuentes, "durante un recorrido que hizo por Ciudad Bicentenario y María Cano parecía ella la candidata"), sino que, por la fuerza de las circunstancias, hoy está muy cerca del concejal Antonio Quinto Guerra, actual presidente del Concejo, con quien se reune cada vez con más frecuencia. 

De acuerdo con lo que Metro.com ha podido establecer de fuentes de entero crédito, Pinedo y Guerra habrían llegado a un acuerdo político que le permitiría a ella aspirar, en los comicios del próximo mes de marzo, a una curul en el Senado, posiblemente con el aval del Partido Verde, y a él ser candidato en octubre de 2015 a la Alcaldía de Cartagena, con el aval del Partido Conservador pero el respaldo mayoritario de la coalición que hoy promueve la candidatura de Vélez Trujillo.

Ello -claro está - si las decisiones que en las próximas semanas tomarán tanto la Fiscalía como la Procuraduría, por las quejas y denuncias interpuestas por varios concejales, entre éstos Antonio Quinto Guerra, no la aparta de la arena política.

Haga click aquí >>>
  Este espacio
  está reservado
  para su publicidad.
  Llámenos al
  3186062855
  o escríbanos a
  juancardila@gmail.com
        POLÍTICA
El detrás de cámara de las campañas
Apoyos políticos unen a quienes parecían irreconciliables

El respaldo de sectores de la más variopinta ideología a los distintos candidatos a la Alcaldía de Cartagena han conseguido algo que asombra aún a los más veteranos analistas: unir en un solo bando a sectores que hasta hace poco parecían irreconciliables.

De acuerdo con lo que Metro.com ha podido establecer de fuentes de entero crédito, algunos dirigentes que ayer se acusaban de graves actos de corrupción, públicamente y hasta ante los  órganos de control, hoy son socios de proyectos políticos con aspiraciones en los comicios del próximo mes de marzo -para elegir senadores y representantes a la Cámara - y en los de octubre de 2015 - cuando se han de elegir alcalde y concejales para el cuatrienio 2016 - 2019.




Judith Pinedo Flórez y Antonio Quinto Guerra Varela - Foto Archivo
******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************
Deportes

  Este espacio
  está reservado
  para su publicidad.
  Llámenos al
  3186062855
  o escríbanos a
  juancardila@gmail.com