INICIO  -  HISTORIAS  -  CONFIDENCIALES  -  POLÍTICA  -   CARTAGENA  -  BOLÍVAR  -  CULTURA  -  DEPORTES  -  OPINIÓN
Junio 2 de 2016

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com


"Durante el periodo de la doctora Olimpia Buelvas Amaya, que fue desde el 1 de marzo de 2008 hasta el 29 de febrero de 2012, se abrieron en total 251 procesos disciplinarios y todos fueron archivados. Y los cuatro años siguientes, en el primer periodo del reelecto doctor William Matson Ospino, desde el 1 de marzo de 2012 hasta el 29 de febrero de 2016, el total de procesos abiertos fue de 151, y de estos 109 fueron archivados, a 31 les abrieron indagación preliminar y así permanecen, y siete siguen en investigación; sólo en dos casos: uno en el 2012 y otro en el 2013, hubo pliego de cargos. Y en ningún caso, ni durante los cuatro años de la doctora Buelvas ni durante los cuatro primeros años del doctor Matson hubo una sola sanción disciplinaria".

En esos datos, extraídos de una información recibida de la propia Personería de Cartagena, basó sus críticas a esta entidad el abogado Neil Fortich Rodelo, hermano del concejal Ronald Fortich Rodelo, del movimiento significativo de ciudadanos 'Cartagena Confirmas'.

Para Fortich, es inconcebible que, por un lado, en Cartagena se conozcan todos los días nuevos casos de corrupción, numerosas obras pagadas pero no concluidas, entregadas sin la calidad debida; en fin, tantos hechos que son descubiertos, y por el otro el órgano de control disciplinario del Distrito no cumpla con su principal deber, que es justamente el que su nombre determina: ejercer control disciplinario a los servidores públicos del Distrito.

"La Personería de Cartagena no ha producido sanción alguna en los últimos ocho años", reiteró Fortich; "lo cual es inconcebible, ya que a esta agencia del Ministerio Público, de acuerdo con el Artículo 118 de la Constitución Política de Colombia, le corresponde entre otras atribuciones la vigilancia de la conducta oficial de quienes desempeñen funciones públicas. Asimismo, la Ley 136 de 1994 establece que los personeros son los encargados de ejercer control disciplinario en los municipios y distritos".

Para el abogado, quien se desempeñó como personero durante un mes: desde el 1 al 29 de febrero de 2008, por renuncia del entonces titular, Fabio Castellanos Herrera, "eso significaría una de dos cosas, o que durante las Administraciones que debieron vigilar los doctores Olimpia Buelvas y William Matson no hubo una sola conducta irregular en materia administrativa, o que durante estos últimos ocho años la Personería ha sido un ente paquidérmico, inoperante, ineficiente e irresponsable en materia de justicia disciplinaria".

La personera Olimpia Buelvas estuvo en su cargo durante el periodo de la alcaldesa Judith Pinedo Flórez, y a William Matson, en su primer periodo, le correspondió la vigilancia de los gobiernos de Campo Elías Terán -y sus sucesivos reemplazos - y de Dionisio Vélez Trujillo.

"Es un hecho notorio que Cartagena se ha caracterizado por sus frecuentes escándalos de corrupción", señaló Fortich; "de hecho, salta a la vista lo que ha venido ocurriendo con las últimas obras contratadas, de tal manera que esta falta de sanciones disciplinarias, en mi concepto, es realmente inconcebible, sobre todo si se tiene en cuenta el presupuesto que maneja la Personería sólo en gastos de funcionamiento".

"Para que usted haga sus propios análisis", le dijo el quejoso a este reportero extendiéndole una carpeta con abundante información; "mire cuánto gastó la Personería en el 2012: $5.293 millones; en el 2013: $4.983 millones; en el 2014: $5.391 millones; y 2015: $5.435 millones. Para este 2016, el presupuesto que tendrá el doctor Matson para el manejo de la Personería es de $6.530 millones". "Cabe resaltar", agregó Fortich, "que la mayoría del presupuesto, más de $27.634 millones, es gastado en pago de nómina y honorarios".

"Para que usted y sus lectores saquen sus propias conclusiones" -señaló - "analice estos datos: en el año 2010, durante la Personería de Olimpia Buelvas, hubo 91 procesos disciplinarios, todos archivados; y en el 2015, cinco años después, durante la Personería de William Matson, hubo únicamente 15 procesos, de los cuales 11 todavía están aún en indagación preliminar y apenas cuatro han pasado a investigación".

"El tema no es señalar por señalar", advirtió el quejoso; "lo que pretendo con estos señalamientos es que las cosas se corrijan, se enderecen, y los órganos de control comiencen a actuar. Estoy convencido de que, justamente, la ausencia de controles (en este caso disciplinario pero también puede hacerse el análisis en los casos fiscales y penales), es una de las causas de la galopante corrupción en nuestra ciudad".

"Nuestra misión no es sólo sancionar". William Matson

Consultado sobre los cuestionamientos de Neil Fortich Rodelo a su gestión en materia de control disciplinario, el personero de Cartagena, William Matson Ospino, manifestó que sus funciones van mucho más allá que la mera vigilancia a las acciones de los servidores públicos.

"No es cierto que nuestra labor en materia disciplinaria haya sido nula", señaló; "lo que ocurre es que estamos ante un estado garantista, en el que debemos preservar en todo momento el derecho a la defensa de los disciplinados, y los abogados defensores de estos interponen todas las acciones de que disponen".

"Asimismo" -agregó - "nuestra labor debe ser preventiva, no sólo porque así lo dispone la Ley 734 de 2000 sino, además, porque así lo dispuso quién es nuestro único jefe: el señor procurador Alejandro Ordóñez, quien en una directriz enfatizó en que nuestra principal misión debe ser la prevención y no la sanción".

"Sin embargo, repito, nuestra gestión en materia disciplinaria no ha sido nula", recalcó Matson; "actualmente hay abiertas dos investigaciones, que son en realidad decenas de casos agrupados en dos procesos, relacionados con obras contratadas por la Administración anterior en las áreas de Salud y Educación donde se han presentado problemas".










     Este espacio está reservado
     para su publicidad.
     Llámenos al 3186062855 o
     escríbanos a
     juancardila@gmail.com
Archivo
     CARTAGENA




Le preocupa que la Personería lleve ocho años sin sancionar a un sólo funcionario
Expersonero responsabiliza de la galopante corrupción
"a la ausencia absoluta de control disciplinario"





Documentos en mano, el abogado Neil Fortich Rodelo, hermano del concejal Ronald For-
tich, manifiesta que "no se concibe que la Personería de Cartagena, cuya administración
le cuesta al contribuyente más de $6.500 millones cada año, no haya sancionado a un só
lo servidor público en los periodos de los personeros Olimpia Buelvas y William Matson".








Neil Fortich
expersonero

William Matson
personero

Olimpia Buelvas
expersonera