INICIO  -  HISTORIAS  -  CONFIDENCIALES  -  POLÍTICA  -   CARTAGENA  -  BOLÍVAR  -  CULTURA  -  DEPORTES  -  OPINIÓN
Mayo 11 de 2016

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com









     CULTURA
En Tecnar se habló del postconflicto en Cartagena y Bolívar
Estudiantes bolivarenses también
le apuestan a la paz y la reconciliación






Los alumnos del programa de Derecho de la facultad de Ciencias Sociales de la Fundación Tecnoló-
gica Antonio de Arévalo participaron activamente en el panel 'Cartageneros, ¡manos a la paz!
Convencidos de que el proceso de paz que se lleva a cabo en La Habana y el que se
aspira a iniciar con el ELN son acontecimientos que marcarán de forma definitiva la vi
da política nacional, estudiantes y profesores de la institución educativa invitaron a los
abogados Jorge Cárcamo Álvarez y Neil Fortich Rodelo y al periodista Carlos Ardila
González a disertar sobre el rol del ciudadano en el postconflicto.



     Este espacio está reservado
     para su publicidad.
     Llámenos al 3186062855 o
     escríbanos a
     juancardila@gmail.com



Para los profesores y alumnos del programa de Derecho de la facultad de Ciencias Sociales de la Fundación Tecnológica Antonio de Arévalo  -TECNAR, es claro que "el proceso de Paz que se adelanta en La Habana, Cuba, y el próximo a iniciar en Venezuela, son acontecimientos de vital importancia que marcarán de manera definitiva la vida política nacional".

Por ello, indicó el docente Luis Torres Fernández, invitaron a los expersoneros Jorge Cárcamo Álvarez y Neil Fortich Rodelo a disertar sobre el rol que debe asumir la ciudadanía en el postconflicto, y al director de ElMetro.Com, Carlos Ardila González, sobre el papel de los medios de comunicación como promotores de Paz y Concordia, en un panel al que bautizaron 'Cartageneros, ¡manos a la paz!'.

Durante la presentación del evento, el politólogo Torres Fernández señaló que "Colombia ha padecido uno de los conflictos armados más cruentos y extensos del mundo, pero al tiempo posee una gran experiencia en materia de procesos de paz", no obstante lo cual -admitió - "hablar de temas relacionados con la lucha armada en el país no es una tarea fácil". Para el profesor universitario, "la actual coyuntura, en la que un sector político se resiste a terminar la guerra porque políticamente le sirve continuar en ella, exige un tratamiento académico serio y responsable".

"La Academia, los gremios económicos y la sociedad civil en general deben coordinar y articular acciones con las instituciones estatales para establecer nuevas dinámicas de Paz y postconflicto", manifestó Torres.

Por su parte, para el abogado Jorge Cárcamo Álvarez, quien funge como Alto Consejero para el Postconflicto de la Gobernación de Bolívar, "el compromiso de la Administración Departamental con el proceso de paz es decidido; y la mejor muestra de ello es que se haya establecido que el enfoque estratégico del Plan de Desarrollo 'Bolívar Sí Avanza' sea La Paz y el Posconflicto, lo que obliga a que todos los ejes estructurantes del Plan estén subordinados a ese valor superior".

Durante su disertación, Cárcamo Álvarez destacó que esos ejes, "en los cuales trabajamos con absoluta determinación, son "Bolívar Sí Avanza en construcción de paz; Bolívar Sí Avanza libre de pobreza, con educación y equidad; Bolívar Sí Avanza, territorio sostenible; Bolívar Sí Avanza con desarrollo económico y competitividad; Bolívar sí avanza con infraestructura y transporte y Bolívar sí avanza con fortalecimiento institucional".

"La Gobernación está lista para enfrentar los retos del postconflicto", manifestó el Alto Consejero luego de destacar que, en cumplimiento de sus propósitos, se priorizaron las acciones ha desarrollar en los Montes de María y el sur de Bolívar, "las dos regiones más golpeadas por la guerra".

Invitando a los estudiantes de Tecnar a sumarse a aportar a la Paz reflexionando sobre la necesidad de comenzar a perdonar y reiterando que "el gobierno departamental, quiero que quede claro, está jugado por la Paz", Cárcamo recalcó que "tener un Departamento en paz es sinónimo de desarrollo, ya que este es el otro rostro de la Paz". "A las críticas al proceso siempre hemos dicho", concluyó "que es mejor una paz imperfecta que una guerra perfecta".

El reconocimiento de las víctimas

El abogado Neil Fortich Rodelo, asesor para Asuntos de Víctimas de la Gobernación de Bolívar, destacó durante su intervención que "ningún proceso de paz en el mundo había incluido tantos mecanismos que garantizaran a las víctimas el máximo de sus derechos, como el que hoy se adelanta en la Habana. El gobierno y las FARC establecieron una declaración de principios encaminados a asegurar la satisfacción integral a la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición, los cuales se traducen en reconocimiento de las víctimas, reconocimiento de responsabilidad, satisfacción de los derechos, participación, esclarecimiento de la verdad, reparación, garantía de protección y seguridad, garantía de no repetición, reconciliación y enfoque de derechos".

El asesor fue enfático en manifestar que "la participación activa de las víctimas en la mesa de negociación fue esencial". "Los testimonios de las 60 víctimas que viajaron a la Habana, la participación en los diferentes foros y sus más de 27 mil propuestas y/o recomendaciones", señaló, "constituyó un insumo fundamental para la construcción del acuerdo". 

"Una vez se suscriban los acuerdos definitivos", dijo, "se buscará reconstruir confianza entre los ciudadanos y las instituciones. Será el surgimiento de una Colombia más incluyente, justa, equitativa, tolerante, y garante de los derechos fundamentales, requisito básico para una paz estable y duradera".

El rol de los medios de comunicación

Sobre el papel de los medios de comunicación en el postconflicto, el director de este portal, Carlos Ardila González, fue enfático en advertir que no puede ser distinto al que ha tenido, tiene y deberá seguir teniendo la Prensa en todo tipo de procesos y en tiempos de guerra o de paz: decir siempre la verdad.

"Así como la herramienta que simboliza el trabajo de un cirujano es un bisturí, y el de un abogado los códigos, el de un periodista es la Verdad, y eso es algo que no puede cambiarse en consideración de ningún tipo de interés", manifestó Ardila.

"Otra cosa", aclaró, "es que las verdades no siempre son blancas o negras; hay toda una gama de grises que deben ser considerados, y por ello se exige que cada día seamos más rigurosos en el tratamiento de las noticias, y más ahora cuando, mientras en La Habana se hacen esfuerzos por alcanzar la Paz, en nuestro país debemos hacer un gran esfuerzo por sembrar semillas de reconciliación".

Ardila aclaró -asimismo - que en todo caso debe comprenderse, al margen de cual-
quier coyuntura, que "aunque los periodistas debamos informar los sucesos tal co-
mo son, es imposible -aunque se diga lo contrario - no tener en cuenta nuestros
particulares sesgos". "Y he aquí" -dijo - "un aspecto del rol que debemos cumplir
durante el postconflicto: habrá quienes en razón de su formación política o ideo-
lógica defiendan uno u otro interés (lo cual, como señalé, es algo imposible de evi-
tar y es válido siempre y cuendo se admita); pero en general los medios deben ser
un escenario dispuesto, en todo momento, para escuchar y permitir que sea escu-
chada la voz de todos los actores".