::.Síganos también  en--.>
Cortesía
     BOLÍVAR
Durante reflexiones sobre el 'oficio más bello del mundo' ante periodistas, estudiantes y funcionarios
"Hay que hacer periodismo en contra de nues-
tros propios prejuicios": Alberto Salcedo Ramos











En el paraninfo Rafael Núñez de la Universidad de Cartagena, ante centenares de estudiantes y profesores de Comunicación Social, periodistas en ejercicio y varios funcionarios, el escritor y periodista Alberto Salcedo Ramos y el caricaturista Julio César González - Matador expusieron sus conceptos sobre los alcances de la libertad de expresión (<<< hacer click).

Durante un animado conversatorio promovido por el alma máter y la Gobernación de Bolívar, Salcedo y Matador, dos de los más acérrimos críticos de la dirigencia política tradicional del país, aclararon que la opinión en el ejercicio periodístico -sin embargo - tiene límites, ya que debe ser responsable, basarse en la Verdad y estar desprovista de motivaciones personales

"La opinión no es un semáforo en verde para pasar cuando a uno le dé la gana", manifestó Salcedo Ramos sobre el tema.

Para el cronista caribe, quien nació en Barranquilla, vivió largo tiempo en San Estanislao de Kostka y Cartagena y actualmente reside en Bogotá, "hay que hacer un periodismo responsable", ya que "la libertad de opinión no es para estar escupiendo a nadie".

No obstante, Salcedo resaltó que, en todo caso, "la libertad de expresión no otorga licencia para desbordarse, pero es preferible una prensa desbordada en cumplimiento de sus deberes que una sofrenada por tiranías de cualquier índole".

Y sobre la Verdad como valor primordial del periodismo, Salcedo señaló que "el escritor Héctor Rojas Herazo decía que amaba a quienes buscan la verdad pero desconfiaba de quienes creen haberla encontrado". "Ejerzo el periodismo con un ojo puesto en esa máxima", aseguró.

Periodismo en los tiempos del I-phone

"Me preguntan con frecuencia para qué sirve el periodismo en estos tiempos de redes sociales y vértigo noticioso. Suelo responder que, aunque los periodistas hayamos perdido el monopolio de la información, el periodismo sigue siendo muy útil para lo mismo de siempre: denunciar, informar, narrar, analizar, orientar y, sobre todo, ayudar a entender", manifestó Salcedo sobre la labor del periodista.

Al adentrarse en su análisis sobre el uso del internet y, en general, las nuevas tecnologías, el escritor admitió que estas "han transformado el oficio, pero tales transformaciones no alteran el fondo de nuestro compromiso. Los medios tradicionales se inventaron la prisa como valor casi único del periodismo, y luego, cuando las redes sociales empezaron a desafiarlos en ese terreno de la velocidad, ya no supieron qué hacer".

Sobre la celeridad impuesta por el uso de los medios cibernéticos, Salcedo recordó que "Borges decía que no hay nada más nuevo que el periódico de hoy ni nada más viejo que ese mismo periódico al día siguiente. Y eso que en los tiempos de Borges la inmediatez se medía en horas, no en segundos".

En medio de los aplausos y risas de los asistentes, el connotado cronista dijo que "si el compositor puertorriqueño Tite Curet Alonso estuviera vivo, ya no le diría a su musa que su amor es un periódico de ayer, sino que es un tuit de hace diez minutos". "Lo que quiero decir es que la velocidad no puede ser el único valor del periodismo", manifestó, "tampoco el culto a la tecnología. Si Robert Capa viviera también tomaría fotos con un teléfono móvil, pero él tendría claro que la herramienta tecnológica es un simple canal del mensaje y no el mensaje mismo".

Lo mejor y peor del periodismo

"Acaso lo mejor de ser periodistas es tener la oportunidad de ponernos en los zapatos de los demás para comprenderlos. Para comprendernos", manifestó igualmente el periodista y escritor, ganador del prestigioso Premio Ortega y Gasset de Periodismo y otros como el Rey de España, el de la Excelencia de la Sociedad Interamericana de Prensa y el Simón Bolívar, en varias oportunidades. "El periodismo nos permite ser testigos, y luego contar. Hay que vivir tal situación para saber lo especial que es. Además, haciendo periodismo uno aprende mucho sobre la condición humana", recalcó.

Y sobre lo peor del periodismo, Salcedo señaló que seguramente los riesgos que corren los periodistas en ejercicio, "especialmente en aquellos lugares donde, según el poeta Jaime Jaramillo Escobar, exponer las opiniones no atrae a un contradictor dialéctico sino a un sicario".

El cronista destacó que hacía esas reflexiones, precisamente, "en un momento en que la FLIP (Fundación Para la Libertad de Prensa) revela que en 2014 se presentaron 131 agresiones directas contra la prensa en Colombia, las cuales dejaron un total de 164 víctimas".

Pero sobre los riesgos a que están expuestos los periodistas, Salcedo señaló que, en todo caso, estos deben seguir cumpliendo su deber de informar la verdad. "A muchos no les gusta que digamos lo que decimos, pero tenemos que seguirlo diciendo aunque nos cueste la vida: esa convicción que en un país como el nuestro, durante diferentes momentos de la historia, ha podido entenderse como emparentada con una vocación suicida, nos condena y, al mismo tiempo, nos exalta", manifestó.

Sobre los bajos sueldos de numerosos periodistas asalariados, Salcedo expresó que "en América Latina he conocido legiones de periodistas desencantados de este aspecto del oficio. Es una paradoja triste: mostramos los problemas que tienen otros profesionales por causa de los malos salarios, pero nunca escribimos sobre los que tenemos nosotros por la misma razón". "Sin embargo, nos damos el lujo de ser felices en tales condiciones, y hasta repetimos, en coro con Albert Camus, que el periodismo es el oficio más bello del mundo", señaló.

Consejos a los periodistas

Alberto Salcedo Ramos, quien publica sus crónicas en importantes medios como SoHo, El Malpensante, Diners y Carrusel, escribe una columna semanal en El Colombiano, de Medellín, y ha escrito numerosos libros de crónicas, entre ellos La eterna parranda, Diez juglares en su patio y El oro y la oscuridad, ha sido profesor de diversas universidades y es uno de los maestros permanentes de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano.

Tal vez empoderado de esta última condición, y ante un público compuesto, principalmente, por jóvenes estudiantes de Comunicación Social, el periodista y escritor hizo varias recomendaciones y dio algunos consejos.  

"Hay que tener curiosidad. Hay que ser acucioso. Saber quién sabe lo que uno no sabe, y preguntarle -como proponía don Alfonso Castellanos - es una manera muy linda de terminar sabiendo. Uno de los principales mandamientos del oficio es administrar la ignorancia", expresó.

Para Salcedo, los periodistas deben denunciar lo malo, lo que le hace daño a la sociedad, pero también exaltar lo bueno, lo que redunda en beneficio de todos. "Así como el periodista muestra la oscuridad, también debe decir por donde entra la luz", manifestó.

Para entender lo que somos

"No hay que confundir periódicos con periodismo", solicitó Salcedo Ramos; "los primeros suelen acabarse cuando no les funciona la parte mercantil. El periodismo es una necesidad social, y como tal sobrevivirá aunque no exista ningún periódico".

"Creo en un periodismo plural que además de hacer denuncias de impacto que ayuden a la depuración de nuestra sociedad, permita entender lo que somos", manifestó.

Para el destacado escritor, periodista y académico, lo ideal será contar con "un periodismo que para relatar el país que somos aprenda a ir más allá del conteo diario de cadáveres; un periodismo que use su libertad de expresión con responsabilidad, teniendo en cuenta siempre esta sentencia maravillosa de Francisco Zarco: "no escribas como periodista lo que no puedas sostener como hombre".



















Cortesía de Paola López

     Este espacio está reservado
     para su publicidad.
     Llámenos al 3186062855 o
     escríbanos a
     juancardila@gmail.com

Haga click aquí >>>


El laureado escritor y periodista Alberto Salcedo Ramos, durante un conversatorio con el caricaturista Julio César González -
Matador, promovido por Unicartagena y la Gobernación de Bolívar, expuso sus conceptos sobre los alcances de la libertad
de expresión. Salcedo Ramos destacó que, aunque ya no tenga el monopolio de la información, "el periodismo sigue sien
do muy útil para lo mismo de siempre: denunciar, informar, narrar, analizar, orientar y, sobre todo, ayudar a entender".





Centenares de estudiantes y profesores de Comunicación Social y periodistas en ejercicio colmaron el auditorio Rafael Núñez del paraninfo del alma máter local
El gobernador Juan Carlos Gossaín, los periodistas y escritores David
Lara y Alberto Salcedo Ramos y el caricaturista Matador
Durante un animado conversatorio promovido por la Gobernación y Unicarta-
gena, Alberto Salcedo y Matador reflexionaron sobre la Libertad de Expresión
Para Salcedo "la opinión no es un semáforo en verde para pasar cuando
a uno le dé la gana". "Hay que hacer periodismo responsable"; advirtió. 

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com