::.Síganos también  en--.>

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

PUBLICIDAD 
POLÍTICA 
PAGADA 
PUBLICIDAD
POLÍTICA
PAGADA  
PUBLICIDAD
POLÍTICA
PAGADA  
PUBLICIDAD 
POLÍTICA 
PAGADA 
Haga click >
Haga click aquí >>>
PUBLICIDAD
POLÍTICA
PAGADA
PUBLICIDAD
POLÍTICA
PAGADA
PUBLICIDAD  POLÍTICA  PAGADA  



      Ordene su aviso publicitario 
   llamando al 3186062855
   o escribiéndonos a E-mail 
   juancardila@gmail.com


Los resultados de la votación de la moción de censura contra la secretaria de Planeación del Distrito, Dolly González Espinosa, realizada ayer en el Concejo de Cartagena, todo el mundo lo conoce: 11 concejales votaron a favor de la proposición, es decir, de que el alcalde Dionisio Vélez Trujillo desvinculara a la funcionaria de la Administración, y 8 en contra de la moción, es decir, de que González continuara en el cargo.

Quiénes votaron a favor de la moción de censura y quiénes en contra también lo sabe la ciudadanía: los concejales que hasta el último minuto intentaron que se censurara a la secretaria de Planeación fueron César Pión, Antonio Guerra Varela, Vicente Blel, Alfredo Díaz, Lewis Montero, Saray Aguas, Wilson Toncel, Boris Anaya, Américo Mendoza, Antonio Salim Guerra y David Múnera. Entretanto, quienes respaldaron a la funcionaria fueron Andrés Betancourt, Pastor Jaramillo, David Dáger, William Pérez, Duvinia Torres, Hernando Trucco, Germán Zapata y Rafael Meza.

Ya sobre quiénes ganaron y quiénes perdieron en un proceso que se inició el pasado 4 de febrero, cuando los concejales Antonio Guerra Varela, César Pión González y David Múnera Cavadía, entre otros, propusieron la abortada moción de censura, la cuestión es diferente, ya que todos opinan sobre el tema con ópticas muy distintas.

Sobre el particular, a pesar de que la propuesta de una moción de censura fue derrotada al no obtener la mayoría calificada requerida (se necesitaba que votaran por ella 13 de los 19 concejales), sus proponentes aseguran sentirse ganadores ya que, según su mirada, 11 es más que 8 y, por tanto, siguen siendo mayoría, lo que significa que constituyen una coalición que puede, si lo desean, bloquear las iniciativas del Ejecutivo.

De hecho, la Mesa Directiva del Concejo la integran Vicente Blel, César Pión y Boris Anaya, y todos estuvieron a favor de la moción de censura. Y más grave aún: de los 7 miembros de la Comisión de Presupuesto de la corporación, 5 votaron a favor de la proposición: Alfredo Díaz, quien la preside; Vicente Blel, su 1er. Vicepresidente; Boris Anaya, su secretario, y los concejales Wilson Toncel y Américo Mendoza. Los otros dos integrantes de esta célula normativa son Duvinia Torres y Hernando Trucco, quienes votaron por el No.

Y es en esta comisión, como se sabe, donde se aprueban en primer debate, entre otros, los proyectos de Acuerdo que buscan conceder al alcalde facultades para realizar empréstitos, como el que actualmente cursa en el cabildo.

De acuerdo con varios analistas, tampoco todos los 8 que votaron en contra de la moción pueden sentirse victoriosos. Según ellos, así como según muchos de los foristas en medios y redes sociales, sobre quienes firmaron inicialmente la proposición y al final cambiaron de parecer: David Dáger, Rafael Meza y Hernando Trucco, pesa -con justicia o no - un manto de dudas. Lo que dicen sus contradictores en el Concejo y fuera de él es que fueron 'presionados' por el Ejecutivo.

Como tampoco puede sentirse ganadora la secretaria de Planeación, y no sólo porque 11 de los 19 coadministradores del Distrito estén -o hayan hasta ayer - en su contra. De acuerdo con fuentes de entero crédito, en el mismo instante en que la moción de censura era sometida a votación, un grupo significativo de los servidores públicos adscritos a su Despacho hacían una cadena de oración rogando porque fuera aprobada. Funcionarios y contratistas, que seguían la sesión del Concejo, en vivo y en directo, a través de Metro.com, mostraron su desencanto cuando supieron que, a pesar de los 11 votos a su favor, la moción había sido derrotada.

Y, en general, aunque se exprese la perogrullada de que si hubo perdedores es porque hubo ganadores, varios dirigentes y analistas advierten que, desde el mismo instante en que la censura fue propuesta, para la opinión pública fue claro que presionar a un alcalde para que desvinculara a una funcionaria "por la gravísima irregularidad de haber llegado a una sesión y no asistir a otras", como dijo uno de ellos, era un castigo desproporcionado.

Para Dora Valencia, politóloga de la Corporación Cartagena Visible, que "un Concejo que nunca citó a la anterior directora de Valorización, con todos los líos que le explotaron en la cara, ni a los gerentes de EDURBE que incurrieron en las irregularidades que afortunadamente comienza a esclarecer la Contraloría, pretenda ahora censurar a alguien porque llegue tarde o se excuse por no asistir a una reunión, es algo que sería risible sino fuera por el daño que le hacen a la Democracia local". "En la sesión (de ayer) oí a un concejal decir que en la ESE Cartagena se habían entregado 200 OPS en los últimos días, me imagino que por razones electoreras",  manifestó la dirigente cívica. "¿Por qué no citan entonces a la directora de la ESE y le hacen un debate político", se preguntó. Según Valencia, "por culpa de hechos como este la imagen del Concejo está tan difusa como la que se ve en las transmisiones por Ustream".

"Lo que ocurrió fue un mal mensaje": Jorge Cárcamo Álvarez

Para el exconcejal y expersonero Jorge Cárcamo Álvarez, "la moción de censura es un instrumento de control político propio de los regímenes parlamentarios; resulta extraña al sistema presidencialista, en el que los ejecutivos cuentan con poderes demesurados; de ahí que nuncan hayan prosperado ni a nivel nacional ni en lo local".

Según Cárcamo, "lo que sucedió en el Concejo fue un mal mensaje; de todo este entramado, lo único que quedan son perdedores; los de sí y los del no, pero sobre todo la ciudad".

A través de su cuenta en Twitter, el dirigente político manifestó que "la moción de censura es una herramienta de control político contra los abusos del poder, pero aquí, en Cartagena, solo sirve para promover causas mezquinas".




























     POLÍTICA
El titular de la noticia anunciando lo que iba a suce
der en el Concejo con la votación de la moción de
censura contra Dolly González fue: "Secretaria de
Planeación se retracta y se queda". Hoy, cuando
ya ello es historia, el titular es: "Secretaria de Pla
neación se retractó y se quedó". Y es que, tal co-
mo lo anticipó Metro.com, a pesar de que una gran
mayoría se manifestó a favor de la moción de cen-
sura en contra de la funcionaria, al final 3 conceja-
cejales cambiaron de parecer y los resultados de la
votación fueron: 11 a favor de la moción de censu
ra, es decir, de que González se fuera de la Admi-
nistración, y 8 en contra de la proposición, es decir,
de que la secretaria continuara en el cargo. ¿Quié-
nes ganaron y quiénes perdieron en un caso que
distrajo la atención del Concejo durante lo que va
del mes y que produjo el resquebrajamiento de va
rias 'sociedades políticas'? Análisis de Metro.com.
Al final 11 concejales votaron a favor de la moción de censura y 8 lo hicieron en contra
Secretaria de Planeación se retractó y se quedó...
Tomada de Ustream