Haga click aquí >>>




INICIO  -  HISTORIAS  -  CONFIDENCIALES  -  POLÍTICA  -   CARTAGENA  -  BOLÍVAR  -  CULTURA  -  DEPORTES  -  OPINIÓN
Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com


     Este espacio está reservado
     para su publicidad.
     Llámenos al 3186062855 o
     escríbanos a
     juancardila@gmail.com

Abril 3 de 2016
En Cartagena, tras la realización de la marcha convocada por el partido Centro Democrático contra el proceso de paz que se adelanta en La Habana, contra la corrupción y el gobierno de Santos, la venta de Isagén, el maltrato a los niños de La Guajira y el alza de los impuestos, entre otros temas, la redes sociales fueron -una vez más - el escenario para analizar los hechos sucedidos.

Pero lo que comenzó a debatirse en el ciberespacio no sólo fue si la protesta uribista había sido un éxito o un fracaso; si participaron dos mil o cinco mil personas; si sus convocantes tenían o no autoridad moral para hablar de violencia, corrupción y garantías a la oposición o si quienes expresaron en voz alta sus razones para no marchar habían dado muestras de algún nivel intolerancia.

Al final, numerosos usuarios de Twitter, Facebook e Instagram terminaron enfrascándose en un acalorado debate sobre lo que, para muchos, se constituyó en el hecho político de la jornada en Cartagena: la activa participación en la marcha uribista del pastor Miguel Arrázola, el líder religioso que, por intermedio de la iglesia protestante Ríos de Vida, ha comenzado a dar muestras de contar con un creciente poder político en Cartagena.

De acuerdo con periodistas que cubrieron la jornada y varios de los feligreses que se congregan los domingos en el templo más concurrido de la ciudad, la mayor parte de los marchantes fueron convocados por Arrázola. "Aunque a nuestras jornadas de oración en Ríos de Vida asisten políticos no uribistas, como Antonio Salim Guerra y Duvinia Torres Cohen, y numerosos exfuncionarios y funcionarios tanto del Departamento como del Distrito que están muy lejos de simpatizar siquiera con el expresidente, es claro que la inmensa mayoría de los que nos congregamos alrededor del pastor Arrázola (y él mismo, claro está), somos uribistas, y es por ello que estamos aquí", admitió un conocido comerciante que pidió reserva de su nombre.

Pero el polémico pastor no se limitó a convocar a sus fieles a la marcha y acompañar su recorrido desde la India Catalina hasta el sector de La Tenaza. En un encendido discurso ante su emocionada feligresía, los miembros del Centro Democrático y los restantes ciudadanos inconformes con el actual gobierno, el líder religioso, al mejor estilo de los tradicionales candidatos en sus campañas proselitistas, señaló con vehemencia que "pedir una paz que venga de La Habana es como pedir una salvación que venga del infierno", y denunció una supuesta "persecución religiosa por parte del gobierno Santos".

Según la exregistradora distrital y excandidata al Concejo de Cartagena Ingrid Fortich Herrera, a quien se vio marchar ayer con mucho entusiasmo, "tengan la plena seguridad que el pastor Arrázola se lanza a Alcaldía y queda; el señor Arrázola tiene derecho a aspirar a cargos de elección; no esta inhabilitado y tiene 20 años de ejercer su oficio; esa es la democracia: que haya candidatos y que gane el que más votos tenga". "La politica y la iglesia siempre han estado de la mano. Curas haciendo política todos los días. Obispos opinando que debe hacer el gobernante. Cuándo es que la iglesia no ha hecho política. Ahora, como estan ardidos por la marcha, salen a criticar a Arrázola", comentó la exfuncionaria.

Sobre el tema también opinó el consultor en marketing político Ángel David Vega: Miguel Arrázola "va de cabeza a su aspiración a la Alcaldía de Cartagena; siempre les he dicho a gente que va a su iglesia que el pastor para show mediáticos es el firme". Para el conocido consultor, "solamente es ver cómo ha montado cada espectáculo en la Plaza de Toros y el estadio, el ultimo del 20 de diciembre, su noche de milagros; el montaje y la campaña que hizo con dos meses de anticipación, en el que incluyó vallas, activación de marca, medios alternativos y prensa radio y televisión, además del montaje como tal de esa noche; los que estamos en el oficio sabemos cuánto cuesta el mes de valla, los free press, los medios alternativos, las páginas en el periódico, la producción de un espectáculo como ese con 60 vatios de sonido, luces, tarimas; vale una platica... ¿sacada de qué bolsillos?".

Varios comunicadores sociales también opinaron sobre lo que fue calificado como un prelanzamiento de la candidatura de Arrázola a la Alcaldía de Cartagena. Para el periodista y docente universitario Cledys José Romero, el hecho es preocupante ya que "el fanatismo religioso y el fanatismo uribista" representa "un peligro para el Estado Social de Derecho". ¡Zapatero a tus zapatos!; la iglesia y la religión lucen su mejor cara cuando se tratan de manera clara y en el lugar indicado", manifestó entretanto la también periodista Bertha Teresa Bolaños, para quien el líder de Ríos de Vida, al salir a marchar y expresar en la plaza pública criterios netamente políticos "enredó la gimnasia con la magnesia".

Las críticas al pastor

La serie de críticas que han llovido sobre el líder espiritual y -al parecer - también político no son nuevas. De hecho, muchas de ellas subieron de tono  cuando se dijo que fue él quien realmente estuvo detrás de dos de las propuestas más polémicas presentadas en los últimos años al Concejo de Cartagena: la declaratoria de un Mes de la Biblia en la ciudad (Leer >>> 'Debate sobre institucionalización del Mes de la Biblia polariza la opinión de la ciudadanía'  y  'Creación del 'Mes de la Biblia' no pasó examen de legalidad y constitucionalidad de la Comisión Tercera del Concejo') y la prohibición de los llamados 'bailes eróticos' (<<< leer 'La metida de pata del Concejo de Cartagena por bailes eróticos')

Justamente, durante un plantón convocado por 'Ríos de Vida' en la Plaza de la Paz, el pastor Miguel Arrázola habría dicho que había "11 concejales corruptos que se oponían al proyecto" de acabar con los también bautizados 'bailes plebes', lo que produjo que la iniciativa se hundiera a pesar de que, en principio, una mayoría estaba dispuesta a aprobarla con algunas modificaciones (<<< leer 'El Concejo de Cartagena clausura sus penúltimas sesiones ordinarias').

Más recientemente, el pasado viernes 1 de abril, el periodista Germán Gómez Polo, reportero de El Espectador, en una columna de opinión se refirió a las apariciones públicas de Arrázola manifestando que "lo preocupante es que el líder religioso ha mezclado dos de las cosas más peligrosas y que más división generan en el mundo: la religión y la política. Arrázola es un ferviente seguidor de la más recalcitrante derecha colombiana (...), un activo opositor al proceso de Paz en La Habana y del presidente Santos (...), un perfecto desinformador que acomoda a sus intereses ideológicos y religiosos los versículos de la Biblia y un generador de odios desde el atril que influye a miles de ovejas con sus disparos constantes en Twitter y sus fotos de muertos y desmembramientos en Facebook. Así sus protectores lo nieguen, eso es hacer política, y de la baja" (<<< leer 'Un pastor enamorado de la política').

La defensa de Arrázola

Además de la exregistradora Ingrid Fortich, en defensa del pastor Miguel Arrázola han salido centenares de cibernautas, entre ellos el exedil Aldo Lora Hernández, quien señaló que "esa es la democracia: todos los ciudadanos dentro el territorio colombiano tenemos derecho de elegir y ser elegidos y de escoger nuestra religión, culto espiritual o credo", y el 'veedor ciudadano' David López Romero, quien, en su cuenta en Facebook, publicó que "he leido a varios gays de esta ciudad, a varios drogadictos, a varias prostitutas y a varias lesbianas criticando al pastor Miguel por los diezmos que se dan y ellos que se gastan su dinero en prostíbulos, en droga y sexo y pagando para que los complazcan sexualmente y nadie les dice nada cómo se gastan su dinero; pero a los que diezmamos nos tildan de locos, de ignorantes y borregos; señores, a ustedes les gusta gastarse su dinero en eso, a otros nos gusta diezmar y ofrendar a Dios; es nuestro dinero, ¿cuál es el problema?".

López Romero, el vehemente defensor del pastor Arrázola, es además un conocido feligrés de Ríos de Vida. Justamente, el pasado domingo 18 de octubre, saliendo del templo protestante, en el Pie de la Popa, luego de asistir a un oficio religioso en el cual participaron varios de los entonces candidatos a cargos de elección popular, el 'veedor' fue capturado por la Policía Nacional y conducido hasta la Fiscalía. Esta entidad, -de acuerdo con un informe de RCN Radio - lo investiga "por el delito de extorsión a un contratista de la gobernación de Bolívar" (<<< leer 'Capturan a veedor ciudadano en Cartagena').









Metro
     POLÍTICA




Aseguran que la mayoría de los asistentes eran fieles seguidores del polémico religioso
La marcha uribista en Cartagena, ¿el prelanzamiento
de la campaña a la Alcaldía del pastor Miguel Arrázola?











Un encendido discurso en el que denunció una supuesta "persecución religiosa por parte del gobierno Santos", al mejor estilo de algunos candidatos, puso a pensar a varios analistas en una eventual aspiración política del líder de la iglesia Ríos de Vida.



La presencia de miles de feligreses de la iglesia Ríos de Vida en la marcha realizada des-
de la India Catalina hasta los alrededores de La Tenaza llamó la atención de periodistas y
algunos politólogos. Para el experto en marketing político David Vega, Arrázola "va de ca-
beza a su aspiración a la Alcaldía de Cartagena; siempre les he dicho a gente que va a su
iglesia que el pastor para show mediáticos es el firme". Varios cibernautas opinaron igual
que Vega: "El líder del @CeDemocratico en Bolívar no es @FNAraujoR, es el pastor @mi
guearrazola", publicó el expersonero auxiliar Neil Fortich Rodelo en su cuenta en Twitter.