Haga click aquí >>>




     Este espacio está reservado
     para su publicidad.
     Llámenos al 3186062855 o
     escríbanos a
     juancardila@gmail.com

   INICIO  -  CARTAGENA  -  BOLÍVAR  -  CONFIDENCIALES  -  POLÍTICA  -  CULTURA  -  DEPORTES  -  OPINIÓN
Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com


Enero 7 de 2016
     CARTAGENA




Anunció que, con la directora del EPA, "definimos acciones para prevenir afectaciones"
Alcalde inspecciona el antiguo relleno de Henequén

El alcalde Manolo Duque, acompañado por la directora del EPA, María Angélica García, y
de varios voceros de los vecinos, entre ellos el excandidato a la Alcaldía César Anaya, eva
luó las condiciones ambientales del sector y el actual estado de su postclausura.



El alcalde de Cartagena, Manolo Duque Vásquez, realizó un recorrido por el antiguo relleno sanitario de Henequén con el fin de evaluar las condiciones ambientales del lugar y, particularmente, el estado actual de su postclausura.

El recorrido lo hizo en compañía de la directora del Establecimiento Público Ambiental -EPA - de Cartagena, María Angélica García, y de los principales voceros de la comunidad del sector, entre ellos el excandidato a la Alcaldía César Anaya Cuesta.

Con ellos, anunció el mandatario a través de su cuenta en Instagram, "definimos acciones para prevenir afectaciones a la ciudadanía".

En su cuenta en Facebook, Anaya Cuesta también informó sobre la visita. "Evocando su espíritu de gestor social el alcalde visita al relleno sanitario de Henequén con su equipo de trabajo, para conocer presencialmente la grave problemática que se está generando por las pésimas obras realizadas por la Administración saliente", señaló el dirigente político en la red social.

De acuerdo con fuentes del Palacio de la Aduana, la visita de inspección al antiguo relleno sanitario, que durante lago tiempo fue, en realidad, un basurero a cielo abierto, se realizó luego de que Anaya visitara a la secretaria General de la Alcaldía, Luz Estela Cáceres, y la pusiera al tanto de las -según él - gravísimas irregularidades cometidas por varios funcionarios y contratistas en recientes procesos contractuales y, sobre todo, durante la ejecución de algunas obras esenciales para su efectiva postclausura. 

En diálogo con este portal, César Anaya anunció que llevaría hasta las últimas consecuencias el hecho de que, por negligencia de las autoridades correspondientes y como consecuencia del mal trabajo que se ha realizado en el antiguo relleno sanitario de Henequén en su etapa de postclausura "se viene presentando una grave situación ambiental, lo que representa un grave problema para las comunidades circundantes, ya que canales con hay lixiviados" -por mal manejo de los pondajes - "que poco a poco están llegando hasta las comunidades vecinas, lo que podría ocasionar una tragedia ambiental y social de magnitudes incalculables".

En sus declaraciones a ElMetro.Com, el dirigente señaló que en materia fiscal este caso, afortunadamente, "ya se viene aclarando", ya que "la Contraloría Distrital ha determinado un detrimento patrimonial por más de $2.603 millones, solo en unos contratos para la clausura del relleno sanitario".

Aunque en su diálogo con este reportero Anaya no entregó detalles de este caso, supimos que se trataba de los resultados de una auditoría realizada por el ente de control fiscal del Distrito a un contrato suscrito el año anterior por el entonces secretario general de la Alcaldía, Carlos Coronado Yánces, con el Consorcio Henequén 2014, por la suma de $5.500 millones, "para la clausura y postclausura del antiguo relleno sanitario de Henequén".

Según fuentes, lo que los auditores de la Contraloría habrían establecido, en primera instancia, es que los trabajos contratados ya se habían ejecutado en otras administraciones.

"En abril (de 2015) se determinaron un serie de hallazgos que derivarían en un supuesto detrimento patrimonial de cerca de $2.603 millones", nos informó una fuente de la Contraloría Distrital que pidió reserva de su nombre; "y aunque la Alcaldía negó, claro está, que ello se hubiera dado, en junio la Contraloría ratificó la existencia del detrimento, advirtiendo que las obras contratadas con el Consorcio Henequén 2014 ya habían sido ejecutadas por Lime y el propio Distrito en los años 2001 y 2006".

Sobre el PGIRS

Pero la presencia de lixiviados a pocos pasos de Albornoz y sus alrededores, por el mal manejo de las etapas de clausura y postclausura del antiguo relleno sanitario de Henequén, no es el único 'chicharrón' que enfrenta la Alcaldía de Cartagena en materia de manejo de basuras.

Como se recordará, este portal destacó la existencia de un contrato suscrito con la firma Aseo Total Cartagena S.A.S. E.S.P., por $599 millones 999 mil para la "adopción de la metodología para la formulación, implementación, evaluación, seguimiento, control y actualización del Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos -PGIRS - de Cartagena", alrededor del cual -como ha podido establecerse - subsisten numerosas inquietudes (<<< leer 'A pesar de la orden de "no poner espejo retrovisor", aparecen nuevas irregularidades en la Alcaldía').

Lo que ha podido determinarse es que, entre algunos funcionarios del Distrito y de los propios entes ambientales han surgido nuevos interrogantes sobre el caso, además de los que se desprenden de la serie de hechos reseñados, entre ellos que la Alcaldía hubiera incumplido el plazo estipulado en la Resolución 0754 de 2014 y el Decreto Único 1077 de 2015 para adoptar el PGIRS; que hasta mediados del pasado mes de enero ni en el EPA ni en la Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique - CARDIQUE - conocieran de documento alguno donde se avalaran los elementos ambientales del citado PGIRS; ni que no se conformaran oficialmente los grupos Coordinador y Técnico ordenados por la Ley.

"Resulta que, a pesar de que hasta mediados de enero nadie daba razón del acto administrativo mediante el cual se debía haber adoptado el PGIRS, como revelaron -incluso - varios funcionarios tanto de la Alcaldía como de las autoridades ambientales, ahora apareció como por arte de magia el documento, fechado el pasado 28 de diciembre", señaló el director (e) de la Corporación Cartagena Visible -CCV, Tomás Batista Lamadrid.

De acuerdo con el dirigente cívico, al margen de los hechos ya denunciados, sobre los cuales serán las autoridades las que se pronuncien cuando corresponda, "hay otros hechos, igualmente graves, que tanto Cardique como la Alcaldía, a través del EPA, deben revisar muy bien por prevención".

Este portal conoció que, para analizar el documento -por el cual el Distrito habría pagado a Aseo Total Cartagena casi $600 millones, Batista citó a los miembros de la Comisión de Ambiente de la CCV y estos concluyeron que "al menos a vuelo se nota que la Resolución que dio vía libre a la adopción del PGIRS fue violada en varios de sus apartes", como señaló uno de sus integrantes.

Se trata, según habríamos después que constatar, de la Resolución No. 0754 del 25 de noviembre de 2014, la cual, según la misma fuente, "trae un anexo que es la metodología de obligatorio cumplimiento para la elaboración de los PGIRS".

Para el miembro de la CCV, "No hubo resolución de designación del Comité Coordinador, incumpliendo así el primer punto de la metodología del PGIRS que dice que mediante un acto administrativo el alcalde deberá conformar un grupo coordinador y un grupo técnico de trabajo, y establece quiénes deben integrarlo".

"Otra cosa es que en el artículo segundo del Decreto que supuestamente se expidió el 28 de diciembre se enuncian siete programas, sin nombre, sólo con números, y se enuncian siete proyectos, y de cada programa y proyecto no se dice quién debe ser el responsable", señaló igualmente el experto; "incumpliendo el Artículo 5 de la Resolución 754 de 2014 que establece que en los actos administrativos de adopción del PGIRS deberán precisarse los responsables de la coordinación, implementación y seguimiento de cada uno de los programas y proyectos".

"Dicho con otras palabras", aclaró, "el Decreto no muestra los trece programas obligatorios que debe tener todo PGIRS, ni muestra quiénes serán los responsables de la coordinación, implementación y seguimiento de cada uno de los programas, lo cual no es de poca monta".

"Causa extrañeza, además", manifestó el veedor ciudadano, "que este Decreto en su artículo cuarto resalte que se podrá delegar la ejecución del PGIRS en una empresa de servicios públicos domiciliarios, conforme la permite el Decreto 2981 de 2013, lo que nos hace sospechar que ya existe una empresa que interesada en contratar su ejecución".

"Hay otra cantidad de interrogantes", agregó; "¿donde están los estudios técnicos que soporten el PGIRS? ¿Quién los tiene?, ¿Cuál fue la interventoría o quien hizo la supervisión de este contrato? ¿Hubo una consulta pública?, ¿Qué opinan las autoridades ambientales sobre este PGIRS?, ¿EPA y Cardique participaron en su elaboración?, ¿Cuál fue la participación de los recicladores, que es obligatoria?, ¿Se hizo el Censo de Recicladores, que también es de estricto cumplimiento, ¿Cuánto vale la implementación del PGIRS y dónde está el plan financiero exigido -igualmente - por la metodología del PGIRS?".