INICIO  -  HISTORIAS  -  CONFIDENCIALES  -  POLÍTICA  -   CARTAGENA  -  BOLÍVAR  -  CULTURA  -  DEPORTES  -  OPINIÓN

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com





No te puedo decir que sea un momento fácil, un momento bastante duro, sobre todo porque yo era una persona muy joven yo apenas estaba estudiando Derecho pero si vivía en una familia donde toda la vida se ha hecho política, en mi casa desde pequeña fue lo que vi, fue con lo que crecí, entonces aprendí a cogerle cariño a la política, sobre toda a la parte social de la política, a las visitas que hacía mi papá a los municipios, a los corregimientos, el trato con la gente, esa cercanía, ese afecto, eso hace que uno ame la política y que decida trabajar en la política, y creo que el Derecho también ayuda mucho, porque cuando recién yo era una estudiante, creo que estaba en el segundo año de Derecho, y uno mira las cosas de pronto con mucho romanticismo, o sea uno es idealista en el sentido de que a través del Derecho uno puede conseguir muchas cosas y que de pronto la política era ese medio para construir esa Colombia, esa Cartagena que yo quería en ese momento, pero fue muy duro, fue muy duro porque además de joven yo era mujer, entonces habían muchas cosas que yo no sabía porque de pronto yo no tenía la experiencia debida, pero llegué al Concejo de Cartagena donde en su gran mayoría eran hombres, y bastante mayores; las únicas mujeres éramos la doctora María del Socorro Bustamante y yo, entonces fue entrar a un mundo que no me pertenecía, donde el papel de la mujer sobre todo en política era muy nuevo, sobre todo para una pelá de 18 años, por eso decidí estudiar mucho y prepararme mucho para después retomar otra vez ese camino y esa vena política.

Paso por el Concejo... cómo decidió regresar... otros aspiraron...

Cuando yo terminé la carrera trabajé un tiempo en Bogotá, estuve un tiempo en la Corte Constitucional, y vuelvo a Cartagena y empiezo a trabajar en la Gobernación, ahí tuve la posibilidad de conocer el Departamento, yo entré con el gobierno de Joaco Berrío como asesora de Despacho y seguí hasta el gobierno de Juan Carlos Gossaín, con Juan Carlos yo tuve la oportunidad de trabajar mucho, yo le manejaba a él todo el tema de alcaldes, de agendas municipales y tenía mucho contacto por lo tanto con los municipios, con quienes debían velar porque los proyectos del municipio se gestionaran y se desarrollaran, viajábamos mucho a los municipios e incluso manejé muchos temas culturales, el primer Festival de Jazz que se hizo en la Gobernación lo organicé yo, entonces eso hizo ese nuevo despertar, ese nuevo proyecto de seguir y de construir ese camino político, sobre todo también estaba esa necesidad como de  limpiar como también el nombre familiar, de demostrar que somos personas trabajadoras, que somos personas honestas y que en realidad lo que nos gusta es trabajar por el país y por las personas que nos necesitan.

Caso papá...

No es un tema fácil de manejar, es un tema duro porque es nuestro papá, es mi papá y yo no puedo reprochar a mi papá, no lo puedo reprochar a él socialmente, creo que él en su momento asumió su responsabilidad y es muy duro que a cada ratico te lo estén sacando cuando tú has tratado de hacer tu propio camino, de liderar tus propios proyectos, de sacar adelante tus propias iniciativas, yo creo que cada uno es una persona completamente diferente, quien conoce a mi papá o quien conoce a mi hermano sabe que cada uno maneja temas distintos, que cada uno tiene una personalidad distinta y a mí en el fondo del corazón me gustaría que la gente empezara a mirar eso, que somos personas diferentes y que cada uno tiene que asumir sus propias responsabilidades, yo no puedo cargar con las responsabilidades de mi papá, ni tampoco la sociedad debería a mí reprocharme eso en cada momento.

Activa, iniciativas, control político... respuesta...

Esa debe ser la labor en el Congreso, sobre todo porque yo hago parte de la Comisión Séptima y esta comisión maneja todos los temas sociales, todo el tema de mujer, todo el tema de salud todo el tema laboral y pensional, todo el tema de niños, infancia y adolescencia, que son temas que hoy en día le duelen mucho al país y yo creo que esa es la labor de los congresistas, precisamente es en la Comisión Séptima donde se deben generar todas esas políticas que inciden positivamente en la vida y en la salud de los colombianos. Entonces yo me siento con esa responsabilidad moral, social de en realidad trabajar, hacer ese control político, no solamente por las personas que me eligieron y me ayudaron a llegar ahí, sino por todo el mundo, es que hoy en día faltaba esa voz ese liderazgo sobre todo en esas comisiones donde son temas que son bastante duros y que se tienen abandonados.

Tema asbesto...

Este proyecto... incluso se han presentado proyectos similares tres veces en el congreso, uno de esos proyectos incluso lo lideró Javier Cáceres, Zulema Jattin, también... y estos proyectos se han ido archivando de pronto por intereses comerciales, por intereses económicos y porque es un tema bastante complicado porque es una industria muy sólida. Yo radiqué un Proyecto de Ley que busca regular el uso del plomo y lo hice con la Universidad de Cartagena y la facultad de Toxicología, ellos me empezaron a mostrar como los niveles de plomo, sobre todo en los niños de la Costa, los niños que están muy cerca de los ríos y asi radicamos un Proyecto de Ley que a Dios gracias ya está en tercer debate, y eso es un logro en el Congreso porque sacar adelante un proyecto es muy complicado, uno nunca se imagina eso, a raíz de eso muchas víctimas del asbesto me contactaron, yo ni siquiera sabía que era el asbesto, y yo creo que mucha gente hoy en día no sabe que se utilizan más de tres mil productos de uso común, en productos comunes como las tejas, los tanques de agua, las tuberías , pero el asbesto al ser una fibra muy pequeñita es respirable, y cuando ingresa a los pulmones las personas después de un periodo de veinte años desarrollan enfermedades dolorosas y que hoy no tienen cura como la asbestosis, el cáncer de pulmón o un cáncer súper raro que se llama mesotelioma, y estas personas han batallado contra esas enfermedades solas, en un sistema de salud que es duro, que no está de la mano de los pacientes, porque las empresas, por lo general, se desentienden de ellos, porque como decía, esas enfermedades se desarrollan treinta o veinte años después que la persona no está vinculada, entones no es responsabilidad ni de la la ARL ni de los empresarios.

A raíz de eso surge esa iniciativa. La ONS y la OIT han dicho que todas las formas de asbesto son cancerígenas, incluso es más peligroso que el glifosato que recientemente prohibimos en Colombia, y aquí todavía en nuestro país se comercializa y hoy en día todos los colombianos estamos expuestos a al asbesto, porque aquí hay mucha informalidad, aquí el asbesto también está en las pastillas de los frenos, y vemos que es muy común que el mecánico manipule y taladrando y esto así las fibras se dispersen en el aire. Entonces lo que buscamos fue presentar una iniciativa donde se contemple un periodo de transición de cuatro años para que las empresas ajusten los procesos, para que se clausuren las minas,  y sobre todo se incluya un plan de adaptación laboral ya que la gran preocupación son los trabajadores, para que ellos tengan una posibilidad de trabajo donde no estén expuestos a un elemento tan peligroso.

Relación gobiernos...

La verdad es que ha sido muy buena. Nosotros acompañamos a Dumek Turbay en su campaña. Al actual alcalde Manolo Duque no lo acompañamos, el partido llevaba un candidato: el Dr. Antonio Quinto Guerra, pero sin embargo desde el Congreso hemos apoyado y acompañado muchas iniciativas.

No sé si sea oportuno decir, por ejemplo, que contribuimos a que a través del ministro de Hacienda nos respaldaran el tema de Transcaribe operador, para que la Financiera de Desarrollo Nacional le diera el empujón y el crédito que necesitaba para la chatarrización, la operación de Transcaribe, etc. Yo creo que más importante que si estuvimos o no estuvimos es trabajar de la mano porque lo que importa es Cartagena, lo que importa son los bolivarenses.

Trabajemos articuladamente...

No los sintió respaldando los Juegos, otros problemas, caso loma y semideprimido, no se sintió...



Se habla de un gobierno para la paz... cambios... nos blanquearon...

Ese es un tema complejo. El presidente sigue estando en deuda con la Costa Caribe, que fue la región que más lo respaldó en su campaña para la reelección. Yo pertenezco a partido que en un momento estuvo dividido, pero el Gobierno ha reconocido que en el Congreso hemos sido muy juiciosos, que le hemos votado todas sus iniciativas, y sobre todo que lo estamos acompañando en el tema de la Paz, porque en el fondo todos los colombianos anhelamos una paz, una paz con verdaderos compromisos, una paz con reparación para las víctimas. Pero hay que esperar. No pudo decir que yo pueda o no incidir en estas decisiones. Nosotros como bancada de Bolívar podemos hacer unas exigencias -sobre todo - para que se hagan mayores inversiones y más proyectos para la Región Caribe, y sobre todo para nuestro Departamento.

Errores, figuras nos han fallado... por eso no hay confianza

Algo para tener en cuenta. La idea es que los candidatos que presentemos, las personas que nos representen, tienen que estar realmente capacitados. Hoy hay mucho control social y se hace sobre todo a través de las redes sociales, así que los funcionarios, los servidores públicos en general tienen que ser unas personas realmente capacitadas, que estén preparadas para asumir los diferentes roles, y que puedan sacar adelante todas las iniciativas gubernamentales. Hoy la ciudadanía está muy atenta al perfil de los funcionarios y por eso a veces presenta algún reproche cuando son nombrados y no dan la talla.

Concejo y Asamblea... Vicente Blel y Manuel Berrío... Relación de ellos con los mandatarios...

Manuel Berrío viene realizando en la Asamblea una labor de control político bastante responsable, exhaustiva, particularmente en el tema de la Salud que a él siempre le ha apasionado. Algo similar pudiera decirse de Vicentico. La responsabilidad de quienes ocupamos una curul en una corporación pública es con nuestros electores, y con la ciudadanía en general, y nuestro deber es realizar control político al margen de los apoyos.

Perfil

Nadia Blel Scaff nació en Cartagena de Indias el 11 de Agosto de 1981, actualmente es una de las congresistas más jóvenes de Colombia y la Senadora más joven del Congreso de la República, electa con 32 años para el periodo 2014 -2018, por el Partido Conservador.

Es Abogada, egresada de la Universidad Externado de Colombia, Especialista en Gerencia de Empresas Comerciales de la Universidad del Norte y Magister en Ciencias Jurídicas de la Universidad Pompeu Fabra de España.

Incursionó en la política como Concejal de Cartagena en el periodo de 2001-2003 y luego se desempeñó como Asesora del Gobernador de Bolívar por 5 años, en los cuales trabajó en importantes proyectos Socio-Culturales en el Departamento.

Nadia Blel Scaff, se ha destacado por presentar iniciativas enfocadas en mejorar la calidad de vida de las mujeres, adolescentes y niños. Durante estos pocos meses en el Congreso de la República, realizó un importante debate de control político para garantizar la atención integral de las jóvenes del Municipio del Carmen de Bolívar, afectadas por la aplicación de la Vacuna del Papiloma Humano.

Actualmente se encuentra trabajando para presentar un Proyecto de Ley para reglamentar el uso del Plomo en el país ya que sus efectos nocivos atentan contra la salud de los niños y otro, para modernizar los modelos de atención y actualizar las multas en los casos de maltrato animal que se presenten en Colombia.






     Este espacio está reservado
     para su publicidad.
     Llámenos al 3186062855 o
     escríbanos a
     juancardila@gmail.com
"Amo la Política, pero tengo que reconocer
que la Política es dura": Nadia Blel Scaff

- ElMetro.Com - ¿De su trabajo con el Ejecutivo qué puede decir que le ha servido para su labor en el Legislativo?

- Nadia Blel - Con Juan Carlos debía velar porque los proyectos de los municipios se gestionaran y desarrollaran; viajábamos mucho a los municipios e incluso manejé muchos temas culturales; contribuí a organizar el primer Festival de Jazz que se realizó, el cual fue todo un éxito; y se produjo como un nuevo despertar, un ferviente deseo de reconstruir el proyecto político que habíamos iniciado, sobre todo porque -además - sentía como la necesidad de limpiar el nombre familiar, de demostrar que somos personas trabajadoras, que somos personas honestas y que en realidad lo que nos gusta es trabajar por el país y por las personas que nos necesitan.

- Sobre eso que menciona: "limpiar el nombre familiar", ¿qué tanto le ha afectado el caso de su papá...?

- No es un tema fácil de manejar, ya que es mi papá y no puedo reprocharlo socialmente; creo que él, en su momento, asumió su responsabilidad, y es muy duro que a cada ratico te lo estén sacando cuando tú has tratado de hacer tu propio camino, de liderar tus propios proyectos, de sacar adelante tus propias iniciativas. Yo creo que cada uno es una persona completamente diferente; quienes conocen a mi papá o quienes conocen a mi hermano (Vicente Blel Scaff, concejal de Cartagena) saben que cada uno maneja temas distintos, que cada uno tiene su propia personalidad, y a mí -en el fondo del corazón - me gustaría que la gente empezara a mirar eso: que somos personas diferentes y que cada uno tiene que asumir sus propias responsabilidades. Yo no puedo cargar con las responsabilidades de mi papá ni la sociedad debe reprocharme eso en cada momento.

- ¿Sus esfuerzos por "limpiar el nombre familiar, como usted dice, es lo que la lleva a mostrarse tan activa en el Senado, a presentar frecuentemente iniciativas y propuestas para realizar control político, en fin...?

- Puede ser, pero es -sobre todo - porque considero que esa debe ser la labor de los congresistas; yo hago parte de la Comisión Séptima y esta célula legislativa, como sabrás, es la que maneja todos los temas sociales, todo el tema de mujer, todo el tema de salud, todo el tema laboral y pensional, todo el tema de niños, infancia y adolescencia, en fin, que son temas que hoy en día le duelen mucho al país. Precisamente es en la Comisión Séptima donde se deben generar todas las políticas que inciden positivamente en la vida y en la salud de los colombianos.

- Uno de los proyectos que ha impulsado es el de la prohibición y sustitución del asbesto...

- Sí, así es. Yo ya había radicado un Proyecto de Ley que busca regular el uso del plomo. La Universidad de Cartagena, a través de su facultad de Toxicología, me había mostrado cómo los altos niveles de plomo afectaban de manera grave a las personas, sobre todo a los niños que están muy cerca de los ríos. Ese Proyecto, a Dios gracias, está en tercer debate. A raíz de eso muchas víctimas del asbesto me contactaron; yo ni siquiera sabía qué era el asbesto, y creo que mucha gente hoy en día no sabe que este se utiliza en más de tres mil productos de uso común, como las tejas, los tanques de agua y las tuberías; pero resulta que el asbesto, al ser una fibra muy pequeñita, es respirable, y cuando ingresa a los pulmones las personas, después de un periodo de cerca de veinte años, desarrollan enfermedades dolorosas y que hoy no tienen cura, como la asbestosis, el cáncer de pulmón o un cáncer súper raro que se llama mesotelioma

- Senadora, ya sabemos a qué se comprometieron ustedes, los congresistas de Bolívar, con la ciudad de Cartagena a través de su alcalde, Manolo Duque. Pero la impresión que hay es que, en términos generales, se trata de un respaldo que no se siente de manera constante. No se sintió cuando el gobernador y el alcalde reclamaban su derecho a ser los anfitriones de los próximos Juegos Nacionales; no se sintió cuando comenzaron a presentarse los primeros problemas en el semideprimido de Crespo y la Loma de Marbella; no se ha sentido en el caso del improvisado inicio de Transcaribe...

- Nunca es tarde para comenzar a trabajar articuladamente. Es posible que haya habido algún problema de comunicación, de desarticulación de esfuerzos. Creo que apenas estamos dando unos pasos de empezar a trabajar coordinadamente y que la comunidad pueda visualizar esa articulación, pero te cuento que hemos trabajo juntos en el tema energético; en el caso del túnel de Crespo hubo unos parlamentarios que se pronunciaron. No sé si sea oportuno decir también que contribuimos a que, a través del ministro de Hacienda, nos respaldaran el tema de Transcaribe operador, para que la Financiera de Desarrollo Territorial le diera el empujón y el crédito que necesitaba para la chatarrización y la operación de Transcaribe. En el tema de los Juegos estuvimos acompañando al alcalde y al gobernador en Bogotá. La verdad es que creo que en el campo político hay mucha rivalidad y muchos enfrentamientos. Lo importante es que existan administraciones de puertas abiertas para sacar adelante las más importantes iniciativas, ya que se trata de macroproyectos que requieren del esfuerzo de todos.

- En general, ¿cómo es su relación con los gobiernos distrital y departamental?

- La verdad es que ha sido muy buena. Nosotros acompañamos a Dumek Turbay en su campaña. Al actual alcalde Manolo Duque no lo acompañamos, ya que el partido llevaba un candidato: el doctor Antonio Quinto Guerra, pero sin embargo desde el Congreso lo hemos apoyado y acompañado muchas iniciativas. Yo creo que más importante que si estuvimos o no estuvimos en sus campañas es trabajar de la mano de ellos, porque lo que importan son los cartageneros y los bolivarenses.

- Volviendo a temas nacionales: se habla de un gobierno para la paz luego de haberse realizado varios cambios ministeriales, pero a los bolivarenses literalmente nos blanquearon, ¿a qué atribuye usted ello?

- Ese es un tema complejo. El presidente sigue estando en deuda con la Costa Caribe, que fue la región que más lo respaldó en su campaña para la reelección. Yo pertenezco a un partido que en un momento estuvo dividido, pero el Gobierno ha reconocido que hemos sido muy juiciosos y que le hemos votado todas sus iniciativas, sobre todo porque lo acompañamos en el tema de la Paz, porque en el fondo todos los colombianos anhelamos una paz, una paz con verdaderos compromisos, una paz con reparación para las víctimas. Pero hay que esperar. Nosotros, como bancada de Bolívar, podemos hacer unas exigencias, sobre todo para que haya mayores inversiones en la Región Caribe y sobre todo en nuestro Departamento.

- ¿No cree usted que el presidente Santos evitó nombrar ministros bolivarenses por errores que hayamos podido cometer en el pasado reciente, por figuras que estuvieron pero no nos representaron bien...?

- Eso es algo para tener en cuenta. La idea es que los candidatos que presentemos, las personas que nos representen, tienen que estar realmente capacitados. Hoy hay mucho control social, particularmente a través de las redes sociales, de modo que los funcionarios y los servidores públicos en general deben ser unas personas realmente capacitadas y preparadas para asumir los diferentes roles, para que puedan sacar adelante las iniciativas gubernamentales. Hoy la ciudadanía está muy atenta al perfil de los funcionarios y por eso, a veces, presenta sus reproches cuando son nombrados y no dan la talla.



Nadia Blel Scaff nació en Cartagena de Indias el 11 de agosto de 1981; es una de las congresistas más jóvenes de Colombia y la senadora más joven del Congreso de la República. Fue elegida para el periodo 2014 -2018, por el Partido Conservador. Incursionó en la política como concejal de Cartagena durante el periodo de 2001-2003 y luego se desempeñó como asesora del Despacho del gobernador de Bolívar, con quién trabajó en varios proyectos socio-culturales. La dirigente política se ha destacado por presentar iniciativas enfocadas en mejorar la calidad de vida de las mujeres, adoles- centes y niños. Durante sus primeros meses en el Congreso realizó un debate de control político para garantizar la atención integral de las jóvenes del municipio de El Carmen de Bolívar afectadas por la aplicación de la Vacuna del Papiloma Humano.