INICIO  -  HISTORIAS  -  CONFIDENCIALES  -  POLÍTICA  -   CARTAGENA  -  BOLÍVAR  -  CULTURA  -  DEPORTES  -  OPINIÓN

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com





Julio 10 de 2016

     Este espacio está reservado
     para su publicidad.
     Llámenos al 3186062855 o
     escríbanos a
     juancardila@gmail.com


Defensa prueba que la modalidad del contrato fue absolutamente legal
Regreso de Augusto Mainero a Colombia
aclararía supuestas irregularidades en Edurbe




     CARTAGENA





J.C. Expósito


M. Safar


U. Pérez


E. del Río


A. Laitano



Augusto Mainero Román


Hernando Osorio Rico




El exgerente de Edurbe se presentó ante la Fis- calía, la cual le imputó los mismos delitos que al exalcalde local Amau ry Lora, pero, a diferen- cia de este, no pidió con tra él medida de asegu- ramiento. De acuerdo con lo que se sabe del proceso que se sigue contra Mainero y su su- cesor: Ramón Expósito, así como contra Lora y el reemplazo de este en la Alcaldía Local 1, Mauri- cio Betancourt, y dos fun cionarios de la Alcaldía, los imputados basan su defensa, principalmente, en que las consideracio- nes de la fiscal Dora Cá- ceres sobre el contrato interadministrativo cele- brado entre la Alcaldía y Edurbe son erróneas.









El exgerente de la Empresa de Desarrollo Urbano de Bolívar S.A. -Edurbe, Augusto Mainero Román, regresó al país para enfrentar el proceso que le sigue la Fiscalía Seccional de Cartagena por presuntas irregularidades en el marco de un contrato interadministrativo celebrado por la entidad el 28 de junio de 2011 con el entonces alcalde local de la Localidad Histórica y del Caribe Norte, Amaury Lora Márquez.

Tras su presentación ante la fiscal Seccional adscrita a la Unidad de Administración Pública, Dora Cáceres Puentes, acompañado de su abogado defensor, el afamado penalista Hernando Osorio Rico, a Mainero le imputaron los supuestos punibles de celebración indebida de contrato sin el lleno de los requisitos y peculado en favor de tercero, pero lo dejó en absoluta libertad.

Como se recordará, a Lora Márquez le realizaron idéntica imputación pero, a diferencia de Mainero, sí le dictaron una medida de aseguramiento no privativa de la libertad consistente en la presentación cada 15 días al Centro de Servicios Judiciales y el pago de una caución prendaria equivalente a 60 salarios mínimos legales vigentes (<<< leer 'Juez decreta la libertad a investigados por presuntas irregularidades en Edurbe').

De acuerdo con diversas fuentes, la fiscal tuvo en cuenta que Mainero, que se encontraba en el exterior al momento de dictársele una orden de captura, retornó al país y se presentó voluntariamente ante el ente investigador.

Tal como este portal informó de manera oportuna, el caso por el cual al exgerente de Edurbe, Augusto Mainero, y al exalcalde de la Localidad No. Uno, Amaury Lora, les fue abierto un proceso penal por parte de la Fiscalía, tiene que ver con el hecho de que los entonces funcionarios suscribieron el Contrato Interadministrativo No. 001/11, por valor de $1.500 millones, para ejecutar 32 obras de infraestructura en diversos barrios de la Localidad, y de estas, según se denunció en su momento, sólo 15 se ejecutaron, 10 fueron suspendidas, dos se anularon y cinco ni siquiera fueron comenzadas.

Para ejecutar las obras convenidas, y ante la incapacidad de acometerlas con sus propios recursos técnicos y logísticos, Edurbe realizó cuatro subcontrataciones: una con Gilberto García Forero, por $226 millones; otra con Camilo Carreño Basto, también por $226 millones; una tercera con Óscar Maza Ortega, por $112 millones; y otra más también por $112 millones. En los cuatro casos se trató de contratos de prestación de servicios profesionales con una duración de cuatro meses.

Como se sabe también, a los sucesores de Mainero y Lora, Ramón David Expósito Vélez y Mauricio Betancourt Cardona, respectivamente, así como a quienes fungieron como supervisores del contrato, Boris Burgos Burgos y Alfonso Echeverría Suárez, funcionarios de la Secretaría de Infraestructura del Distrito, la Fiscalía también los involucró en el proceso.

Tanto a Betancourt como a Expósito, inicialmente, la Fiscalía les imputó los mismos delitos que a Mainero y Lora, pero al gerente de Edurbe lo sindicó además del de abuso de autoridad por omisión de denuncia. A los supervisores del contrato, Burgos y Echeverría, también inicialmente, el ente investigador les imputó el delito de prevaricato por omisión.

Durante la audiencia de formulación de cargos, sin embargo, los abogados de la defensa demostraron que, al menos en el caso de Expósito, Burgos y Echeverría, sí habían interpuesto las denuncias correspondientes o sí habían presentado los informes de rigor, según el caso.

Además, apoyados en un concepto enviado por el abogado Juan Carlos Expósito, hermano de Ramón David Expósito y Doctor en Derecho Administrativo con énfasis en Contratación Estatal, probaron que, en contra de las consideraciones de la fiscal del caso, sí es legal realizar contrataciones como las que se cuestionan, y sí puede entregar la totalidad de las sumas pactadas aún antes de comenzar las obras.  

"Según la Fiscal a cargo, el contrato firmado entre Lora y Augusto Mainero, gerente de Edurbe en ese entonces, desde el principio mostró faltas a los principios legales de transparencia, pues se acordó que el anticipo del contrato fuera del 100% del valor de las obras, una condición ilegal", informó sobre el tema El Universal.

De acuerdo con el diario cartagenero, "la Fiscal señaló que al momento de contratar los trabajos no se hizo la licitación pública requerida para que el Distrito escogiera la mejor opción, sino que se contrató de manera directa con Edurbe, justificando que la institución contaba con la capacidad administrativa para adelantar los trabajos" (<<< leer 'Imputan delitos a exfuncionarios capturados').

No obstante, durante la respectiva audiencia, los abogados de la defensa demostraron que los convenios interadministrativos están plenamente permitidos por la Ley 80 de 1993 y varias normas sucesivas; que sí es legal realizar pagos anticipados, aún de un 100% de lo pactado; y que, en el caso de los funcionarios Burgos y Echeverría, la fiscal confundió las responsabilidades de los interventores y los supervisores.

Los argumentos de la defensa

Tal como lo informó RevistaMetro.Com, para que el Juez 12 Penal Municipal con Función de Control de Garantías de Cartagena, José Luis Sepúlveda, rechazara la detención intramural solicitada por la fiscal Dora Cáceres, los apoderados de los imputados argumentaron que sus defendidos no representan peligro para la sociedad ni están en capacidad de alterar pruebas

Pero -además -  probaron que al menos los supuestos delitos les fueron mal imputados a sus poderdantes, ya que, como varios de ellos se atrevieron a señalar de manera estrictamente confidencial, pidieno la reserva de sus nombres, en el caso que se investiga "ni están todos los que son ni son todos los que están".

"No puede negarse que en Edurbe ocurrieron muchas cosas que ojalá la Fiscalía tenga la capacidad de aclarar; es cierto que pudo haberse perdido mucha plata; pero el hecho es que en este caso en particular se cometieron muchos errores que ojalá no den al traste con las investigaciones que deben algún día terminarse", manifestó una de dichas fuentes.

Para otra, "en Edurbe hubo un fétido olor, es verdad, y se presume entonces que hay un muerto; lo que ocurre es que están mirando para el lado que no es; yo pregunto, por ejemplo, ¿y dónde está la responsabilidad de los subcontratistas que fueron los que recibieron los recursos y finalmente no cumplieron, o la de los miembros de la Junta que todo lo vieron pero nada hicieron?".

Este portal supo que, en todo caso, las intervenciones de los abogados Mónica Safar Díaz y Antonio Laitano Leal, apoderados de Ramón David Expósito, dejaron claro que el contrato interadministrativo suscrito fue legal. Para varios de los asistentes a la audiencia, en adelante, si se considera que en efecto hubo extravío de recursos, no es atacando la legalidad de dicho acto como va a establecerse la culpabilidad de los responsables.

Con base -como se dijo - en un concepto del experto en contratación estatal Juan Carlos Expósito, los dos juristas aclararon -además - que que la Alcaldía de la Localidad No. 2 y Edurbe contrataron de manera válida la ejecución de unas obras, bajo la modalidad de contratación directa, con fundamento en lo estipulado en la Ley 1150 de 2007.

Según dicho concepto, al cual tuvo acceso este portal, fueron legales igualmente las subcontrataciones realizadas y la posterior liquidación del respectivo contrato interadministrativo (<<< leer Apartes del concepto de Juan Carlos Expósito).

Similares argumentos jurídicos -se supo - esgrimieron los otros abogados defensores: Enrique del Río y David Sandoval, de Mauricio Betancourt; Marlon Toscano, de Amaury Lora; Yeisson Riascos, de Boris Burgos; y Uriel Pérez, de Alfonso Echeverría.

De abogado Hernando Osorio, apoderado de Augusto Mainero, no se conocen aún sus argumentos.

Sin visas a los Estados Unidos

"Mire, apúntelo, va a haber una millonaria demanda contra la Nación, la van a ganar y, como siempre, lo pagaremos los contribuyentes".

Lo anterior se lo dijo a este reportero un abogado que conoce detalles de este caso, sonado porque en el mismo están involucrados seis conocidos profesionales cartageneros, dos de ellos empleados de nómina de la Alcaldía de Cartagena.

Y lo dijo cuando, luego de ver a cinco de los involucrados esposados y escoltados por agentes de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol -Dijín - de la Policía y miembros del Cuerpo Técnico de Investigación -CTI - de la Fiscalía mientras eran trasladados al Centro de Servicios Judiciales del Sistema Penal Acusatorio de Cartagena, un juez ordenó la libertad de los detenidos tras escuchar los argumentos de la defensa.

"El daño no sólo ha sido moral sino con grandes repercusiones en otros ámbitos", dijo a este medio un familiar de uno de los imputados; "por si no lo sabe, averigüe: apenas se supo de las cinco capturas, la embajada de los Estados Unidos les canceló la visa a Amaury Lora y a Mauricio Betancourt. No hicieron lo mismo con Expósito y Mainero porque tienen doble nacionalidad, ni pudieron hacerlo con los dos supervisores porque nunca la han tramitado".

Al margen de todo ello, concidieron en manifestar varias de las fuentes, lo que sí se espera es que, sin shows mediáticos y sin perjudicar a ningún inocente, se aclare todo lo que ha ocurrido en Edurbe. "Ojalá la venida de (Augusto) Mainero sirva para eso", destacó una de ellas.