::.Síganos también  en--.>

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************

Haga click aquí >>>

     Este espacio está reservado
     para su publicidad.
     Llámenos al 3186062855 o
     escríbanos a
     juancardila@gmail.com
Cortesía
Tal como estaba previsto, los miembros de las tres comisiones permanentes del Concejo de Cartagena se reunieron de manera conjunta para analizar la legalidad, la conveniencia y, en general, las consecuencias que generaría en materia de movilidad y afectación de la calidad de vida de los habitantes de Bocagrande, Castillogrande y El Laguito la expedición por parte del encargado de la Curaduría Urbana número 2 de una licencia para demoler en su totalidad la residencia localizada al final de la Carrera 3a. de Bocagrande, a un lado de la Base Naval, y construir en el terreno resultante un edificio de 35 pisos.

Y tal como estaba previsto también (se atrevió a anticiparlo ElMetro.Com en la nota 'Legalidad y conveniencia de construcción de un edificio de 35 pisos a un lado de la Base Naval, a debate en diversos escenarios' <<< hacer click), ningún funcionario de la Alcaldía asistió a la sesión.

Tampoco lo hicieron el director de la DIMAR, ni la procuradora Judicial Agraria y Ambiental, ni el curador encargado que concedió la licencia, y mucho menos los voceros de los constructores y propietarios del lote, las firmas Interla S.A.S y Fideicomiso Portonovo S.A.S.

Quienes sí asistieron fueron los concejales de Cartagena, el personero, William Matson Ospina, y -desde muy temprano - numerosos miembros de la comunidad que se afectaría de manera directa con la construcción del edificio.

Los primeros, en su mayoría, principalmente David Múnera, Pastor Jaramillo, Willy López y Alfredo Díaz, se manifestaron en contra del proyecto, algunos porque, según ellos, violaba el Plan de Ordenamiento Territorial -POT de la ciudad y otras claras normas urbanísticas, y otros -además - porque el perjuicio que le causaría a la ciudad sería desastroso e irremediable.

El segundo anunció que el día anterior había interpuesto un recurso de reposición y en subsidio el de apelación, con el fin de que se derogue la licencia expedida.

Y los últimos, encabezados por los representantes de la Asociación de Vecinos de Bocagrande, Castillogrande y El Laguito -ASOBOCALA, y los dignatarios de la recién constituida Junta de Acción Comunal -JAC de Bocagrande, señalaron que interpondrán todas las acciones legales y constitucionales a que haya lugar con el fin de que, en modo alguno, se realice la pretendida construcción.

En representación de ASOBOCALA intervino el abogado Joaquín Torres; como vocera de la JAC de Bocagrande participó la dirigente comunal Gina Olmo de Trucco; y como ciudadanos afectados hicieron uso de la palabra el ingeniero Jaime Rendón, el abogado Felipe Vergara y el médico Orlando Bustillo Jr., entre muchos otros.

Varios de los intervinientes, entre ellos el doctor Bustillo, destacaron que el Concejo de Cartagena haya abierto un espacio participativo y democrático para el análisis de este tipo de casos, que afectan no solo a los vecinos de un determinado sector sino a toda la comunidad.

Por considerarlo de interés general, y por saber, como resultado de las labores de reportería adelantadas, que se pretende por parte de algunos que el debate no sea conocido de manera amplia por la comunidad o, pero aún, que sobre el mismo cunda la desinformación, este portal recomienda a sus lectores ver la siguiente GRABACIÓN de la sesión realizada gracias a Ustream (<<< hacer click).

Reacciones

Una vez se enteró de la situación, el vocero del Consejo Gremial de Colombia y presidente de la Asociación Nacional de Empresarios -ANDI, Bruce Mac Máster Rojas, señaló a través de su cuenta en Twitter @BruceMacMaster: "@SOSBocagrande: Edif. de 35 pisos al lado de Base Naval #Cartagena NO tiene licencia social #SOSBOCAGRANDE. POR FAVOR OIGAMOS A LA COMUNIDAD".

Este portal leyó las últimas informaciones publicadas en las cuentas -también de Twitter - de la Alcaldía de Cartagena -@AlcaldiaCTG, del alcalde -@DionisioVelez y de los dignatarios de varios de los más reconocidos gremios de la ciudad, y sobre el tema no hay un solo trino.

Sobre el silencio de la Alcaldía en este caso, la directora (e) de la Corporación Cartagena Visible -CCV, Dora Valencia, manifestó que "no nos extraña el mutismo del gobierno distrital, que corresponde a la inoperancia que ha mostrado en casos similares el Ejecutivo", por lo que "exhorto a la comunidad a defender por todos los medios el interés general que la Administración ha sido incapaz de defender".



Tal como lo previó El Metro.Com, ningún funcionario del Distrito asistió al debate
sobre la pretendida construcción de un edificio de 35 pisos al lado de la Base Na-
val. Quienes sí asistieron fueron los concejales, el personero y numerosos vecinos
de Bocagrande, Castillogrande y El Laguito. Los primeros, en su mayoría, se mani
festaron en contra del proyecto. El segundo anunció que el día anterior había in
terpuesto los recursos de Ley contra la licencia expedida. Y los últimos señalaron
que interpondrán todas las acciones legales y constitucionales a que haya lugar.





     CARTAGENA
El personero de Cartagena anunció que ya interpuso acciones legales en contra de la licencia conferida
Comunidad de Bocagrande, Castillogrande y El Laguito rechaza
construcción de edificio de 35 pisos al lado de la Base Naval


Cortesía



Orlando Bustillo Jr.
Gina Olmo de Trucco
Decenas de ciudadanos manifestaron, con pancartas, su rechazo al proyecto urbanístico