::.Síganos también  en--.>

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************
En una nota anterior, este portal señaló que "en abril de 2011, en el Centro de Convenciones Eugenio Espejo y en el Centro Cultural Itchimbía del Distrito Metropolitano de Quito, Ecuador", en la II Cumbre Mundial de Comunicación Política, participaron, entre cerca de diez mil profesionales de las más variadas disciplinas provenientes de diferentes países de iberoamérica, los colombianos Juan Carlos Gossaín Rognini y Ana María Gómez de Gossaín" (<<< hacer click).

Tres años después, en marzo de 2014, Gossaín Rognini habría de reconocer que aplicó varios de los conocimientos adquiridos en dicho evento durante el proceso que lo llevó a ocupar la Gobernación de Bolívar. "Cuando el horizonte de las urnas se nos volvió a abrir como opción para desarrollar nuestra vocación de servicio a la comunidad, hicimos ajustes, corregimos posibles errores en nuestros mecanismos de comunicación con nuestros electores, y los resultados fueron diferentes" a los obtenidos cuatro años antes, cuando perdió la elección de la Alcaldía de Cartagena. "No quiero decir que la elección como gobernador del Departamento de Bolívar se deba exclusivamente a lo aprendido en la Cumbre de Comunicación Política de Quito, pero -indiscutiblemente - dio sus aportes", admitió.

Durante su discurso de instalación de la V Cumbre Mundial de Comunicación Política que se realiza en Cartagena gracias a su iniciativa y el respaldo brindado por la Universidad de Cartagena, el mandatario reconoció que "esa experiencia", la de la II Cumbre en Quito, Ecuador, "dejó en nosotros... una perspectiva de análisis más amplia, para comprender los alcances de la comunicación en la organización social, y su fuerte impacto en los procesos asociados a la búsqueda y ejercicio del poder político".

Para Gossaín, "este también es un escenario propicio para la construcción de ciudadanía, desde la perspectiva de interacción con quienes ejercen el poder político y de gobierno".

Pero también lo es, por lo visto, para reflexionar sobre el rol de la comunicación social y el periodismo en la transformación positiva de la sociedad, lo cual sólo puede lograrse "con adecuados mecanismos de comunicación, que permitan coincidir a todos (políticos, gobernantes, líderes y ciudadanos) en propósitos comunes de crecimiento, desarrollo y de bienestar", como habría de decir el gobernador.

Y, por ello, para sorpresa seguramente de muchos de los asistentes, Gossaín manifestó que, en cuanto a la democratización de la comunicación, se trata de un concepto "repetido por muchos pero violentado frecuentemente por quienes tienen, en apariencia, el deber de preservarlo".

Sobre el particular, el funcionario, refiriéndose a que "los medios masivos y al periodismo" son "solo un factor de comunicación", pero "en ocasiones se consideran su núcleo esencial, y como suele ocurrir cuando hay sobredimensión o concentración del poder, se incurre en desafueros".

"Soy amigo de los medios masivos, tengo absoluta claridad sobre su capacidad de incidir en la dinámica de la organización social, respeto mucho el ejercicio profesional del periodismo, pero ello no me impide asumir una actitud crítica frente a lo que considero prácticas desbordadas, que deslegitiman y ensombrecen el oficio de comunicar", expresó Gossaín.

"Amparados en que en los regímenes democráticos no pueden ejercer controles a los medios masivos y a quienes ejercen el periodismo, no pocos periodistas (algunos de ellos con propósitos diferentes a informar) suelen abusar de su condición y arremeten con armas letales de difamación a quienes han previamente identificado como blanco en la diana de la política y del Gobierno", cuestionó.

Según el gobernante, "sus disparos no matan en el estricto sentido de la palabra, pero acaban con la vida pública, la imagen, el honor y la dignidad de personas, que tal vez no lo merecen, por no haber incurrido en las eventuales fallas que les imputan, pero que no tienen la capacidad de defenderse adecuadamente ante el arrasador escándalo mediático".

De acuerdo con el concepto del mandatario, "los intereses políticos o de otra índole, la diferencia de pensamiento, resentimientos o, en ocasiones, simples malquerencias personales, son causales suficiente para intentar la destrucción de un político o gobernante, con ráfagas de mentiras o de verdades a medias, disparadas desde micrófonos, plumas y cámaras de tv".

Gossaín se refirió también al "uso de la poderosa arma de 'invisibilización' de la que hacen uso frecuentemente grandes líderes del raiting, quienes de manera deliberada desconocen logros y realizaciones de gobernantes, dejando solo espacios en sus medios cuando se trata de sobre dimensionar eventuales falencias".

"Es esa, en mi opinión, una equivocada actitud política en la comunicación y no propiamente comunicación política al servicio de intereses superiores de la sociedad", recalcó.

En la Internet

"Podríamos decir que la nueva era de la comunicación, en proceso de desarrollo con la masificación de Internet, y determinada por el fin de la unilateralidad en la emisión del mensaje, sería la alternativa; pero -lamentablemente - asistimos a una realidad no muy distante de la anterior, en lo que concierne a la irresponsabilidad y descontrol con que se maneja la comunicación", conceptuó el gobernador de Bolívar, para quien "basta con dar un vistazo a los comentarios de lectores en algunos artículos de prensa, donde las opiniones o reacciones de algunos caen en la vulgaridad y el insulto desmedido".

"La comunicación en red", opinó, "si bien es factor promotor de nuevos procesos sociales, también reproduce en gran medida manifestaciones de bajeza de la naturaleza humana, al parecer muy difícil de controlar. Aquí no sólo la honra, sino la vida misma de las personas, se elimina y se repone, a voluntad de quienes tienen el poder del click".

Según Gossaín, "ilustres mandatarios, prestigiosos políticos, destacados artistas, brillantes deportistas y anónimos ciudadanos han sido muertos, sepultados y luego resucitados, gracias a mensajes irresponsables, divulgados profusamente a través de las redes sociales. La frase lapidaria del escritor español José Zorrilla: "Los muertos que vos matáis, gozan de buena salud", cobra hoy más vigencia que nunca".

Una comunicación responsable

"Decía el periodista Juan Gossaín... que solo la educación posibilita actitudes sensatas frente a la comunicación. Es largo el camino por recorrer, pero hay que comenzar, para que las próximas generaciones tengan la capacidad de manejar con responsabilidad y decencia, la avasallante capacidad de comunicar", señaló el gobernador.

"En Colombia, donde los grandes desafíos de futuro implican la reconciliación y la construcción de la paz que nos ha sido esquiva por más de 50 años, se requiere de una visión más responsable de la comunicación. No medir la dimensión de ese compromiso desde los medios, por los periodistas y los ciudadanos, equivale a pretender sofocar el fuego con combustible", señaló.



     Este espacio está reservado
     para su publicidad.
     Llámenos al 3186062855
     o escríbanos a
     juancardila@gmail.com

Haga click aquí >>>
     COMUNICACIONES
Durante V Cumbre Mundial de Comunicación Política
Juan Carlos Gossaín criticó las "prácticas desbordadas" de ciertos comunicadores
Archivo

Al instalar la V Cumbre Mun
dial de Comunicación que se
lleva a cabo en Cartagena
con la asistencia de numero
sos expertos internaciona-
les en marketing político, y
tras advertir que respetaba
mucho el ejercicio profesio-
nal del periodismo, el gober
nador de Bolívar, Juan Car
los Gossaín, criticó lo que
considera prácticas desbor
dadas que deslegitiman y
ensombrecen el oficio de
comunicar. Según el man-
datario, "no pocos periodis
tas (algunos de ellos con
propósitos diferentes a in-
formar) suelen abusar de
su condición y arremeten
con armas letales de difa-
mación a quienes han pre
viamente identificado co-
mo blanco en la diana de
la política y del Gobierno.