Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

::.Síganos también  en--.>
El Clan de los Dóberman

A mediados de los años 70, los concejales Acisclo de Ávila, Samuel Pinedo Brugés, Víctor Camacho, Medardo Casas, Yamil Guerra, Marún Gossaín y Carlos Cruz, entre otros, conformaron una coalición que manejó los destinos de la corporación edilicia.

Con la fuerza que da contar con el poder decisorio en una corporación edilicia, este grupo de concejales, mientras mantuvo su hegemonía, hizo nombrar personeros como Rafael Ballestas, tesoreros municipales como Alberto Borda Martelo, y gerentes de la extinta Compañía Telefónica de Cartagena como Arturo Faciolince y Abraham Mercado.

Esa poderosa coalición fue bautizada por un sector de la opinión pública, y aún por propios concejales, como "El Clan de los Dóberman", por el nombre de una película que estuvo en boga para la época (dirigida por Byron Ross Chudnow y protagonizada por Byron Mabe y Hal Reed), cuya trama, de acuerdo con los anales cinematográficos, giraba alrededor de "un delincuente de poca monta que planea utilizar un arma distinta para asaltar bancos, por lo que solicita la ayuda de un militar entrenador de perros para que adiestre a unos dóbermans, los cuales utilizaría en sus criminales propósitos".

Curiosamente, a pesar de que se trató de una mayoría que impuso en todo momento sus condiciones políticas (como algunos -eufemísticamente - llamaban al poder de elegir o hacer nombrar en los cargos municipales más representativos a sus más caracterizados conmilitones), hubo siempre una minoría que se hizo sentir, y que, cuando tocó, realizó un control político que evitó todo tipo de desbordamiento.  

Entre quienes integraban la llamada coalición minoritaria estaban, entre otros, Raúl Guerrero Porras, Fernando Marrugo, Joaquín Franco Burgos, Juan Morales, Josefina de la Espriella de Gómez Naar y Carlos Escallón. 

INICIO       OPINIÓN       POLÍTICA       CONFIDENCIALES       DEPORTES       BOLÍVAR       EMPRESAS