::.Síganos también  en--.>

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

Cortesía

        Este espacio está reservado
     para su publicidad.
     Llámenos al 3186062855 o
     escríbanos a
     juancardila@gmail.com

Haga click aquí >>>



Bajo el sugestivo título 'Se corrompió la contratación en las regiones', la revista Semana, en su última edición, publica una entrevista con el presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura -CCI, Juan Martín Caicedo Ferrer, en el cual este explica las razones por las cuales cree que en varios departamentos, municipios y distritos del país "las obras se hacen mal o no se hacen".

Para el reconocido dirigente gremial, "mientras que en Colombia no exista una política de pliego único de contratación, los funcionarios van a seguir manejando de manera discrecional los pliegos y poniendo requisitos financieros o técnicos para beneficiar a Pedro, a Juan o a Tomás. Es como un vestido hecho a la medida para licitaciones que de antemano tienen un solo dueño".

Lo que, de acuerdo con estudios realizados por la CCI, ocurre en varias entidades territoriales es que los procesos "están amarrados". "La tendencia son adjudicaciones con un solo proponente, pero también hay otras en las que se presentan unos pocos, pero en la que ya están de acuerdo en quién va a ser el ganador. En otras, a pesar de que se presentan muchos proponentes para cumplir los requisitos de la Ley 80, pasa lo mismo: una licitación de uno", cuestionó Caicedo.

Según el presidente del influyente gremio, lo que ocurre es que "se crea una línea directa entre un funcionario corrupto y un contratista corrupto para hacer un pliego a su medida, que excluya a cualquier otro proponente, y así repartirse la marrana, como dicen popularmente. La otra modalidad frecuente en los territorios es que entre el funcionario y el contratista aparece en el medio un gamonal o una persona, un Julio, un Emilio, un X o un Y, que hace de puente. En muchas regiones es un político, pero no siempre".

Las consecuencias de esta práctica corrupta, según Caicedo, es que "la mayoría de las obras contratadas de esta manera terminan siendo fallidas o inconclusas. Como una porción del presupuesto se destina a pagar la corrupción y las mordidas, el contratista en vez de hacer diez kilómetros de vía hace cinco, o la hace toda, pero de muy mala calidad. Vayan a las regiones para que vean. Por este juego muchas empresas medianas y pequeñas, honestas, que son la mayoría del sector, se están quedando por fuera de la contratación".

En su entrevista con Semana, el dirigente gremial revela los departamentos y municipios que, a su juicio, son los "campeones en la contratación de un solo oferente". Entre los cinco departamentos que figuran en dicha lista aparecen tres de la Región Caribe: Córdoba, Bolívar y Sucre. Las dos ciudades capitales donde es más preocupante este fenómeno son Barranquilla y Cartagena.

En Cartagena las denuncias son viejas

En abril de 2014, la directora (e) de la Corporación Cartagena Visible -CCV, Dora Valencia Alfaro, durante un foro sobre 'Democracia y Control Social' realizado en el salón de sesiones de Fenalco, habló de "la presencia en la Administración Distrital de asesores que podrían estar direccionando, a favor de ciertos y determinados intereses, algunos de los procesos contractuales en curso" (<<< hacer click).

Para esa fecha, la Sociedad de Ingenieros y Arquitectos de Bolívar -SIAB, en ese entonces presidida por Alfredo Pineda Corena, denunció públicamente que "la actuación de la presente Administración contrasta con las anteriores, donde se le abrieron espacios a la ingeniería local con la consiguiente pluralidad de oferentes que es la que habla de la transparencia en los procesos licitatorios. Procesos con 50 oferentes y más fueron la constante en la Administración anterior, donde incluso hubo sorteos al azar, en presencia de los interesados, para preseleccionar las 10 empresas que debían participar", y hoy, según los dirigentes gremiales, "se presenta un sólo oferente por proceso, y coincidencialmente barranquilleros".

También para esas fechas se dio un hecho inédito en la ciudad: en diferentes escenarios físicos y virtuales numerosos ingenieros y arquitectos, la mayoría pertenecientes a la SIAB, protestaron por lo que ellos consideran un atentado no solo contra sus profesiones sino, en general, contra la ciudad (<<< hacer click).

Desde entonces, como se sabe en Cartagena, similares inquietudes han surgido durante los distintos procesos licitarios desarrollados. En diversas oportunidades se cuestionó no solo el aparente direccionamiento a favor de ciertos oferentes, mediante la perversa fórmula del "vestido hecho a la medida" citado por el presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, sino la 'casual' presencia en los procesos, como coordinador de la Unidad de Contratación de la Alcaldía, de Daniel Royett Guzmán, un profesional que hasta ese entonces no era conocido en Cartagena sino en Barranquilla, donde ocupó diversos cargos públicos, entre ellos la Personería Delegada para la Vigilancia Administrativa, durante la Administración de Alex Char.

Y el hecho de que la mayoría de los oferentes -pocos o únicos, como en la denuncia de Caicedo Ferrer - provinieran de la capital del Atlántico también ha venido siendo objeto de inquietudes. Uno de los casos más sonados, como se sabe también, ha sido el de la unión temporal a la que se adjudicó un paquete de 31 obras disímiles a lo largo de la ciudad, en una sola licitación, en la cual hubo también un solo oferente. Para esas fechas se cuestionó no solo el aparente direccionamiento "con pliegos hechos a la medida", como denunciaron gremios y otros colectivos, sino -además - que el principal integrante de la unión temporal beneficiada sea la firma barranquillera 'Donado Arce y Compañía SAS', cuyo propietario, Roberto Carlos Donado Arce, de acuerdo con una investigación adelantada por el portal La Silla Vacía, "es un contratista con trayectoria en Barranquilla y cuya compañía Donado Arce y compañía está creciendo a pasos acelerados. Aunque existe hace muchos años, solo entre 2009 y 2012 cuadruplicó sus ventas (pasó de 5 mil 500 millones a 21 mil), según la información que reportó a la Superintendencia de Sociedades. En 2013 esa empresa, en consorcio con Pacano, también de Donado, ubicada en la misma dirección de Donado Arce y creada en octubre de 2012, se ganó más de 11 mil millones en contratos públicos, todos vinculados con (el congresista atlanticense) Laureano Acuña - y en otros dos consorcios con otras empresas, Pacano obtuvo otros mil millones de pesos en obras" (<<< hacer click).

Las coincidencias de las denuncias de Juan Martín Caicedo con los hechos que suceden en Cartagena no se limitan a los casos de procesos con oferentes únicos, ni a la 'casualidad' de que tanto estructuradores de proyectos como beneficiarios sean, en su mayoría, barranquilleros. También se da el hecho de que sobre el tema, que ha llevado a la instauración de quejas y denuncias por casos como el de una 'copia y pega' que probó la relación Cartagena-Barranquilla en al menos uno de los procesos licitarios cuestionados, los órganos de control locales han guardado un absoluto silencio (<<< hacer click).

También lo es el hecho de que, cada vez con mayor frecuencia, la comunidad se queja por los atrasos de muchas obras y, sobre todo, por la mala calidad de las mismas. Varios casos podrían mostrarse como ejemplos, entre ellos el de la recién refaccionada Calle San Agustín, en el Centro Histórico de la ciudad. Pero el caso más emblemático, como señalaran varios cibernautas al opinar sobre el tema, es el de la avenida del Arsenal, una arteria que, tras su  reinauguración, fue calificada por funcionarios de la Alcaldía como "de talla mundial, a la altura de las vías de las grandes ciudades del mundo", pero la cual debió ser sometida a varias reparaciones días después de haberse recibido tras presentar varias grietas y descubrirse algunas tapas de drenajes quebradas.

Quien primero puso el grito en el cielo por los hechos descubiertos fue el ingeniero y exgobernador (e) de Bolívar, Jorge Mendoza Diago, quien en su cuenta en Facebook publicó fotografías de "registros acabados de construir, creo que de drenajes pluviales, cuyas tapas ya están partidas", y de unos callejones que "se van a inundar con el primer aguacero, pues inexplicablemente, y pese a que el drenaje es hacia la avenida, le pusieron el denominado 'Pompeyano' en su empalme sin imbornal, por lo cual va a actuar como una represa que solo descargará por rebose". Para Mendoza, lo más grave es que "una tapa de 1,2 por 2 metros no tenga más de 4 centímetros de espesor y esté reforzada con alambrón de 1/8".

"Esto suele ocurrir cuando los contratistas no tienen sentido de pertenencia porque han sido castigados con contribuciones económicas non sanctas, por lo que podríamos estar frente a un carrusel similar al de Bogotá", manifestó el ingeniero tras señalar que "entiendo que el contratista es barranquillero y el interventor también" (<<< hacer click).

Como se dijo, el presidente de la CCI, Juan Martín Caicedo, le manifestó a la revista Semana que, entre otras cosas, lo que ocurre es que "se crea una línea directa entre un funcionario corrupto y un contratista corrupto"; y que otra modalidad frecuente en los territorios "es que entre el funcionario y el contratista aparece en el medio un gamonal (...) que hace de puente"; y que "en muchas regiones es un político".

Lo que en los corrillos políticos de Cartagena se dice es que, dado el público apoyo que el exalcalde de Barranquilla, Alex Char, le dio a Dionisio Vélez en sus aspiraciones a la Alcaldía, la presencia de oferentes y servidores públicos barranquilleros en los procesos de la Ciudad Heroica es -apenas - una simple y lógica consecuencia.

Mucho más si, como señala La Silla Vacía en su historia 'Char, la pieza clave del proyecto Vargas en el Caribe', "con su reelección prácticamente asegurada y gran popularidad, el exalcalde de Barranquilla Alejandro Char (...) le apuesta (...) a aumentar su influencia entre algunos mandatarios y aspirantes costeños en las locales de octubre", convirtiéndose "en el brazo político fuerte en el Caribe del cantado proyecto presidencial de Germán Vargas Lleras para 2018" (<<< hacer click).

Ello explicaría no solo la asombrosa similitud entre lo que hoy denuncia un influyente dirigente gremial en Bogotá y lo que han venido denunciando dirigentes gremiales y cívicos de Cartagena sino, además, las razones por las cuales ni el Gobierno Nacional ni los órganos de control se dan por enterados de estos hechos. Hasta ahora.















     CARTAGENA
Presidente de la Cámara Colombiana de la
Infraestructura denuncia lo que en Cartagena
se viene cuestionando desde hace meses


Desde principios del año pasado, en Cartagena se viene denunciando, particularmente por el entonces presidente
de la SIAB, Alfredo Pineda Corena, que en los procesos licitatorios adelantados por la Alcaldía pudieran estar pre-
sentándose direccionamientos a favor de ciertos oferentes. Hoy, el presidente de la Cámara Colombiana de la Infra
estructura, Juan Martín Caicedo Ferrer, asegura que ello, lamentablemente, ocurre en muchas regiones del país.
Juan Martín Caicedo Ferrer, presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura
Las quejas sobre la calidad de las obras que actualmente se adelantan cada día son más frecuentes,
y ya son varios los casos en los cuales han tenido que hacer reparaciones a las obras entregadas