::.Síganos también  en--.>

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

******************************************************************************************************************************************************************************************************************
******************************************************************************************************************************************************************************************************************

Haga click aquí >>>

     Este espacio está reservado
     para su publicidad.
     Llámenos al 3186062855 o
     escríbanos a
     juancardila@gmail.com
Cortesía
     CARTAGENA
Cortesía
A través de su perfil personal en Facebook, el personero distrital, William Matson Ospino, publicó: "Excelente iluminación navideña de Cartagena, gracias a empresa privada @DionisioVelez y su gestora la primera dama".

Poco tiempo después, el mismo Matson habría de responderse, pero a través de Twitter y replicando un comentario de la cuenta Cartagena Política: "¿Luces navideñas? Noooooo! Son los trancones de Avenida Santander provocadas por la ausencia de una Política Pública Vial".

La ironía, o el sarcasmo, del representante del Ministerio Público fue apenas un tímido reflejo del sentimiento que despertó en la ciudadanía la tortura padecida en toda Cartagena por los interminables trancones producidos luego de que muchas de sus más importantes vías se inundaran tras varias horas de lluvia.

Según fuentes de la propia Alcaldía, de las dependencias del Palacio de la Aduana era imposible salir sin mojarse hasta las rodillas, ya que la plaza del mismo nombre estaba totalmente inundada, al parecer porque el sistema de drenaje, que tiene como principal componente una motobomba, jamás funcionó.

También a través de las redes sociales, numerosos ciudadanos informaron sobre el hecho.

El publicista y comunicador social Luis Adolfo Payares publicó fotografías de calles totalmente anegadas con el comentario: "Trancón, lluvias e inundaciones, el propio Kit de la fantástica..!"

En el perfil Cartagena Política también se publicaron numerosas fotos de inundaciones y gigantescas filas de vehículos con sendos cuestionamientos: "Una lluvia y colapso total en la movilidad y transporte público en Cartagena. A esta hora cientos de personas intentan regresar a sus casas depués del horario laboral. ¿Estamos preparados para un par de lluvias más?"

La ciudadana Mary Gar contestó la anterior pregunta también a través de Facebook: "Nooooo, no estamos preparados ni para uno ni para dos, la ciudad fantástica está en caos total, tres horas para llegar a casa, bueno yo pude llegar, hay personas que aún no llegannnn, por Diosssss!"

Como comentario a unas fotografías de varias calles que parecen ríos, el líder cívico Jorge Bustos señaló con similar ironía a la del personero : "No es el río Magdalena, ¿adivinen dónde es? Esto es en la fantástica: transporte en carreta, con tanto dinero robado en transrobo, transcaribe, da tristeza; si ve tiempo de lluvia no se acerque al centro".

Pero, además de los centenares de comentarios y cuestionamientos de ciudadanos del común, hubo uno que, al decir de varios analistas, es el quid de la cuestión. El concejal David Múnera Cavadía, también a través de Facebook, comentó sobre la parálisis que vivió ayer la ciudad dudante varias horas: "Del préstamo de los $250 mil millones, el alcalde Velez no invirtió ni un peso al principal problema de Cartagena: el Plan Maestro de los Canales".

De acuerdo con el concejal del Polo democrático Alternativo, "Movilidad e Inundaciones dos de lo más graves problemas de Cartagena y sin posibilidad de solución en el gobierno de Dionisio Vélez".

La cibernauta Zirly Bello comentó la afirmación de Múnera señalando: "Si llueve un poco más esta ciudad queda bajo el agua, ¡por Dios! ¿Hasta cuando esta heroica ciudad va a resistir tanto? ¿Dónde está el Alcalde? ¿Dónde estan la inversion en limpieza de canales y revisión de sistema de alcantarillado?"






Durante varias horas, Cartagena prácticamente se paralizó. En
sus principales calles y avenidas se produjeron trancones desco
munales y hubo sectores, como las entradas a los barrios Bo-
cagrande y Crespo y los alrededores de los Cuatro Vientos y la
Bomba El Amparo, donde la movilidad colapsó, causando la de-
sesperación ciudadana. En las redes sociales, las críticas a las
autoridades distritales no se hicieron esperar.

¡Colapsó Cartagena!
Tomada de Facebook