::.Síganos también  en--.>
Tribuna Libre
Encuestas de percepción,
unas valiosas herramientas
Por Carlos Ardila González

Las encuestas de percepción ciudadana divulgadas periódicamente por el proyecto Cartagena Cómo Vamos, que en buena hora auspician El Universal, la Casa Editorial El Tiempo, Funcicar, la Universidad Tecnológica de Bolívar, la Asociación Nacional de Industriales - ANDI, Seccional Cartagena, las cámaras de comercio de Cartagena y Bogotá y la Fundación Corona, son, sin duda, una valiosa herramienta para la participación ciudadana y comunitaria.

Ya sea como material de consulta para profesionales, docentes, estudiantes, miembros de organizaciones cívicas, veedurías ciudadanas, asociaciones de profesionales, centros de estudios y unidades investigativas, entre otros; o como elemento de análisis para el establecimiento de políticas públicas y la preparación y formulación de planes de desarrollo sectoriales o distritales integrantes por parte de los servidores públicos, las encuestas de percepción ciudadana de CCV son un invaluable aporte al desarrollo de la ciudad y el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes.

La más reciente encuesta realizada por la firma Ipsos-Napoleón Franco, sin embargo, mostró profundas contradicciones en muchas de las respuestas de los consultados, lo cual obligó a la coordinación de CCV a precisar que "no existen respuestas buenas ni malas, simplemente es el reflejo de lo que perciben las personas en un momento y bajo condiciones determinadas, y que puede asemejarse o contrastar con información técnica sobre la realidad de la ciudad".

En efecto, otorgar una generosa calificación al rector de la Administración distrital y al mismo tiempo evaluar como mala la gestión de muchos de sus funcionarios, reconociendo que la inseguridad, el desempleo, la falta de vivienda, el deterioro de la malla vial y el caos vehicular, entre otros, siguen siendo problemas que afectan a toda la ciudadanía, es una contradicción que podría explicarse por el incuestionable carisma de que hace gala el actual mandatario, pero que debe llevar a los promotores de CCV a introducirle nuevos elementos a dicha herramienta, de tal manera que se minimicen al máximo los sesgos y se puedan construir auténticos indicadores.

Y una de esas fórmulas podría ser (debería ser) la evaluación técnica y objetiva al Plan de Desarrollo y el monitoreo en tiempo real al Plan de Inversiones del Distrito.

En vísperas de comenzar el 1 de enero de 2008 una nueva administración y, en consecuencia, establecerse para los próximos cuatro años un nuevo Plan de Desarrollo, sería oportuno y conveniente implementar unos procedimientos técnicos que permitan, desde la sociedad civil, hacerle un seguimiento a dicho plan desde sus propios inicios.

La idea, en todo caso, es que quienes fuimos sorprendidos con la desprendida calificación dada recientemente a la gestión del Alcalde Curi a pesar del franco deterioro en que se encuentra la ciudad y los múltiples problemas que la aquejan, al conocer las nuevas encuestas de percepción ciudadana no tengamos que exclamar otra vez: "Cartagena, ¡cómo!, ¿vamos?".



cardilared@hotmail.com

Noviembre de 2007

INICIO       OPINIÓN       POLÍTICA       CONFIDENCIALES       DEPORTES       BOLÍVAR       EMPRESAS
     OPINIÓN

Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

  * Director de Metro.com