Copyright 2010. All Rights Reserved. www.revistaelmetro.com

::.Síganos también  en--.>
Tribuna Libre
El precio del silencio
Por Carlos Ardila González

La Asociación por los Derechos Civiles y la Iniciativa Pro-Justicia de la Sociedad Abierta realizaron entre enero y octubre de 2007, en siete países de América Latina, una investigación sobre la utilización de la publicidad oficial para asegurar coberturas periodísticas favorables a los mandatarios y, en general, los altos funcionarios.

En Colombia, donde la investigación estuvo a cargo de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), se concluye que la publicidad oficial incluye pagos directos a los comunicadores con el fin de debilitar su independencia. Según la FLIP, en 2007, varios periodistas del Caribe recibieron sumas que representaron un alto porcentaje del rubro de publicidad, a pesar del nivel de audiencia relativamente bajo de sus programas o noticieros.

Un periodista de Barranquilla se atreve a confesar que "yo llamo al funcionario por la mañana para preguntarle por información, y a la tarde lo llamo para venderle (publicidad)". Y en 'La Heroica' nadie ignora que el rigor de ciertos fenómenos naturales está directamente relacionado con la pauta; hay volcanes o huracanes si hay pagos generosos con recursos oficiales; o hay funcionarios pésimos -brisitas apenas, leves soplidos- si se niegan a pagar.

En el libro 'El Precio del Silencio, abuso de la publicidad oficial y otras formas de censura indirecta en América Latina', editado por la ADC, la Iniciativa Pro-Justicia y la FLIP, tras analizarse las consecuencias dañinas de éstas prácticas se recomienda "no utilizar la publicidad oficial… para interferir con la libertad e independencia de los medios", "abstenerse de utilizar la publicidad oficial con fines electorales, partidarios o de promoción personal" e "incrementar la transparencia de la pauta oficial".

La Alcaldía de Cartagena apunta hacia la dirección correcta al conformar, mediante Resolución 0477 de 2008, un comité para la regulación de la pauta publicitaria, en cumplimiento del Pacto por la Transparencia suscrito con el Programa Presidencial de Lucha contra la Corrupción y en atención a las recomendaciones de la FLIP. No obstante, colegas de otras latitudes lamentan que en dicho comité no hagan presencia representantes directos de los periodistas locales, sin considerar que ello generaría un dilema ético o un posible conflicto de intereses.

En el pasado, varios mandatarios suscribieron también los citados Pactos por la Transparencia. Esta vez, un salto adelante es el hecho de que la Alcaldesa, además de obligarse a "desarrollar un procedimiento transparente para una distribución eficaz, objetiva, descentralizada y pública de la contratación de pauta publicitaria", haya expedido una resolución viabilizando su cumplimiento.

Refiriéndose a un artículo de Héctor Abad Faciolince, el también escritor Efraím Medina señaló que "gracias a cientos de favores pagados con silencio la corrupción ha ensanchado sus dominios a través de la historia y, en buena parte, producido el país que tenemos hoy".

Quienes saben que algunos funcionarios no han sido los más honestos y capaces y, sin embargo, son exaltados por ciertos periodistas con los epítetos más elevados, deberían estar complacidos porque se esté avanzando hacia la exclusión de los silencios cómplices pagados con dineros oficiales.



cardilared@hotmail.com

Agosto de 2009

INICIO       OPINIÓN       POLÍTICA       CONFIDENCIALES       DEPORTES       BOLÍVAR       EMPRESAS
  * Director de Metro.com
     OPINIÓN